Vuelve la sidra al «txotx» sin restricciones

San Sebastián, (EFE).- Tras dos años de pandemia, vuelve la sidra al «txotx» sin restricciones. Los actores vascos Aitziber Garmendia y Jon Plazaola han inaugurado este miércoles la temporada de sidra al «txotx», que después de dos años de pandemia, se podrá disfrutar a la manera tradicional sin ningún tipo de restricción.


Los célebres intérpretes han degustado el primer vaso de sidra escanciado directamente de la «kupela» y, al tradicional grito de «Gure sagardo berria», han inaugurado la temporada de sidra al «txotx» en la sidrería Alorrenea de Astigarraga, el municipio que constituye el centro neurálgico de la tradición sidrera vasca.

sidra "txotx" restricciones
Los actores Aitziber Garmendia y Jon Plazaola, en la ceremonia de apertura de la temporada. EFE/Juan Herrero


Antes de esta ceremonia, los dos protagonistas han plantado un manzano nuevo en el exterior de la Sagardoetxea (el centro de interpretación de la sidra) en Astigarraga, donde previamente se ha celebrado una rueda de prensa para presentar los principales datos de la temporada.

Temporada sin restricciones


El alcalde de Astigarraga y presidente del Consorcio Sagardun, Xabier Urdangarin, ha ejercido de anfitrión del acto, al que han asistido, como todos los años, integrantes del Gobierno Vasco y la Diputación de Gipuzkoa, además de otros representantes políticos, como los candidatos guipuzcoanos de EH Bildu Maddalen Iriarte y Juan Karlos Izagirre.


La principal novedad es que la temporada se desarrollará como en 2019, sin ningún tipo de restricción, después de dos temporadas en las que los comensales debían permanecer sentados y la sidra se servía en jarras, lo que eliminaba el principal ritual de las sidrerías vascas. Sólo en las últimas semanas de la campaña pasada se atisbó algo de normalidad, tras levantarse algunas de las limitaciones.


Los embajadores de este año, Aitziber Garmendia y Jon Plazaola, han expresado su «ilusión» y «placer» por tener el «honor» de inaugurar la temporada de la sidra, un producto que les «gusta mucho», como se ha apresurado a aclarar el actor, que ha aludido a algún «precedente traumático».

sidra "txotx" restricciones
La sidra escanciada desde la «kupela» rompe en el vaso en la sidrería Alorrenea de Astiagarraga. EFE/Juan Herrero


Tras escuchar todas las explicaciones sobre las características de la sidra y la cosecha, ambos han admitido que se han dado cuenta de que desconocían muchos aspectos del mundo de la sidra, y también de la «cantidad de trabajo que hay detrás».


La producción total de sidra ha sido de alrededor de 10 millones de litros, medio millón más que la pasada temporada, a pesar de la importante disminución de la sidra elaborada bajo la denominación de origen Euskal Sagardoa.

Calor y sequía


Tal y como se anunció ayer, la cosecha de sidra producida íntegramente con manzanas vascas ha sido de 1,2 millones de litros, mientras que el año anterior fue de 3,5, por lo que se ha compensado la producción con frutos importados de otras latitudes.


El calor y la sequía de este año han menguado la cosecha de manzana en Euskadi, que ha empleado cerca de 2 millones de kilos procedentes de 249 productores de manzana local.


Aunque la cosecha autóctona ha sido escasa, la sidra resultante se caracteriza por su «gran carácter», ya que son caldos «con mucho tanino y mayor graduación alcohólica», que tendrán «muy buena evolución a la larga».


Los sidreros han destacado la apuesta de la Diputación de Gipuzkoa por incrementar el peso de la sidra con denominación de origen, con la plantación de 115 hectáreas de manzanos desde 2016 con el apoyo económico foral, que ha superado los 1,8 millones de euros.