Un nuevo edificio, salto cualitativo en la actividad del DIPC

San Sebastián (EFE).- El Donostia International Physics Center (DIPC), centro de excelencia en la investigación en física de materia condensada y en la ciencia de materiales, contará en 2025 con un nuevo edificio que le permitirá dar un salto cualitativo y avanzar en su diversificación y su interdisciplinariedad.

El presidente del Donostia International Physics Center (DIPC), Pedro Miguel Etxenike. EFE/ Javier Etxezarreta


El consejero vasco de Educación, Jokin Bildarratz, ha anunciado este viernes la construcción de este nuevo edificio en un acto celebrado en las instalaciones del DIPC de San Sebastián, al que también han asistido su presidente, Pedro Miguel Etxenike, el diputado general de Gipuzkoa, Markel Olano, y el alcalde de la ciudad, Eneko Goia.


El proyecto, que cuenta con el respaldo del Gobierno Vasco, la Diputación de Gipuzkoa y el Ayuntamiento de Donostia, se levantará en una zona de aparcamiento dentro del complejo del DIPC, que en la actualidad cuenta con cuatro edificios ubicados en el campus de Ibaeta de la Universidad del País Vasco (UPV/EHU).

Edificio emblemático


Aunque la iniciativa se encuentra aún en fase de licitación, se prevé que el nuevo inmueble, que nace con la vocación de convertirse en un edificio «emblemático» para potenciar «la imagen del DIPC como centro de investigación en la vanguardia de la física», ocupe un volumen de unos 6.000 metros cuadrados y cuente con un presupuesto cercano a los catorce millones de euros.


Esta nueva construcción no está proyectada tan sólo como un equipamiento adicional para extender la actividad actual del DIPC, sino que permitirá introducir nuevas líneas de investigación en física de partículas, cosmología y neurofísica.

También dará pie a un aumento de la investigación experimental, dado hasta ahora el centro tenía un perfil más teórico y computacional.

Queremos que Euskadi siga siendo un referente internacional, un socio fiable para afrontar los más relevantes proyectos científicos


Durante su intervención, Jokin Bildarratz ha alabado la acción «responsable» de las instituciones para sacar adelante este proyecto, al tiempo que ha destacado la «firme apuesta» del Gobierno Vasco por «la ciencia, la investigación y la excelencia».
«Queremos que Euskadi siga siendo un referente internacional, un socio fiable para afrontar los más relevantes proyectos científicos», ha insistido Bildarratz.

El presidente del Donostia International Physics Center (DIPC), Pedro Miguel Etxenike (i), el consejero de Educación, Jokin Bildarratz (2d), el alcalde donostiarra, Eneko Goia (2i), y el diputado general de Gipuzkoa, Markel Olano (d). EFE/ Javier Etxezarreta


Por su parte, Markel Olano ha incidido en la «contribución fundamental al desarrollo social y económico de Gipuzkoa» realizada por el DIPC en sus 22 años de vida.

Punta de lanza


«Con la ampliación de sus instalaciones el DIPC está haciendo una apuesta decidida por su futuro, una noticia realmente positiva para nuestro territorio», ha dicho.


«En un mundo que afronta profundas transformaciones -ha añadido-, el hecho de que un espacio científico referente, que trabaja abierto al mundo desde Gipuzkoa, refuerce su actividad tiene un valor enorme».


En esta línea, Eneko Goia, ha confirmado que el consistorio ya «se ha puesto manos a la obra» para agilizar la tramitación urbanística del nuevo edificio y éste sea una realidad «cuanto antes».


«El DIPC es la punta de lanza, nuestro emblema de excelencia en cuanto a investigación científica en el ámbito internacional y por eso queremos dar un respaldo institucional a su actividad», ha señalado el alcalde, quien se ha mostrado convencido de que todo ello «supondrá un fortalecimiento y una apuesta de futuro» para la ciudad.

El DIPC es la punta de lanza, nuestro emblema de excelencia en cuanto a investigación científica en el ámbito internacional y por eso queremos dar un respaldo institucional a su actividad


Pedro Miguel Etxenike, presidente de la Fundación DIPC, ha recordado la historia de este centro que, según ha comentado, ha superado hasta los sueños «más optimistas» que han dejado «pequeñas» las instalaciones actuales.
Etxenike se ha mostrado orgulloso también de ver cómo «Euskadi se ha convertido en un país de ciencia», al igual que ha ocurrido con San Sebastián como ciudad.

El consejero vasco de Educación, Jokin Bildarratz. EFE/ Javier Etxezarreta


Actualmente el DIPC cuenta con 180 investigadores -entre ellos dos premios Nobel-, junto a otro tipo de personal investigador asociado y visitante, que forma una comunidad de 35 nacionalidades distintas que se ocupan de distintas ramas de la ciencia.
Entre los proyectos de investigación que en la actualidad se desarrollan en sus instalaciones destacan los relativos a las tecnologías cuánticas y a la supercomputación.

Edición web: Rafael Herrero