Urkullu: Si hay recesión será transitoria y estamos preparados

Bilbao (EFE).- El lehendakari, Iñigo Urkullu, ha afirmado que la economía vasca no está en recesión pero sí sufre un «enfriamiento significativo» y que si en 2023 hay recesión será «transitoria» y están «preparados» para afrontarla.

En una conferencia en el foro de Nueva Economía en Bilbao, el lehendakari ha recalcado: Euskadi puede estar en «desaceleración o ralentización, pero estamos en crecimiento, no en una recesión, aunque sea desacelerado».

Ha destacado que se mantiene la previsión de crecimiento del 4,3 % para este año y del 2,1 por ciento para el 2023.


Urkullu ha recordado que grandes potencias como Estados Unidos o Alemania van a entrar en recesión y que el FMI prevé un «estancamiento» para Norteamérica, China y Europa.

El lehendakari, Iñigo Urkullu (c), durante el desayuno informativo organizado por Fórum Europa. EFE/Luis Tejido.


«Nos puede afectar pero si entramos en recesión será transitoria y estamos preparados hacer frente a esa recesión», ha asegurado.

Incertidumbre mundial en 2023


Ha señalado que el año 2023 estará «marcado por la incertidumbre» mundial pero Euskadi ha conseguido en 2022 grandes mejoras en el empleo y en la reactivación económica.

En este sentido, ha recordado que el PIB de 2022 será de unos 84.000 millones, 5.000 más que antes de la pandemia), y que el País Vasco ha mejorado en ciencia e innovación y en la transición energética.


No obstante, ha apuntado que la «respuesta defensiva no es suficiente» y también hay que aplicar una visión a medio y largo plazo.

Los grandes objetivos son el empleo, la industria, la innovación, la transición energética y el reto demográfico, en el que ha anunciado la aprobación inminente de una Estrategia de Apoyo a la Emancipación de los jóvenes.

Urkullu descarta una reforma fiscal


El lehendakari ha descartado abordar una reforma fiscal hasta que la situación global no se estabilice. Ha defendido que el actual sistema tributario es «muy eficiente en momento de grandes dificultades, es progresivo y es justo».


«Es equilibrado, responde a la cohesión social y a la reactivación económica y el empleo y también es estable y predecible, como necesitan la inversión y las empresas», ha añadido.

El presidente del PNV, Andoni Ortuzar (d), junto al secretario general PSE-EE, Eneko Andueza (i), han asistido a la conferencia del lehendakari, Iñigo Urkullu. EFE/Luis Tejido


Urkullu, que ha restado importancia a las críticas del PSE-EE a la deflactación aprobada, ha explicado que el presupuesto del Gobierno Vasco para el próximo año superará por primera vez los 14.000 millones de euros. Será un presupuesto «valiente y anticíclico» y recogerá también proyectos estratégicos a medio y largo plazo.


El lehendakari ha reiterado el «compromiso» de su Gobierno de llegar a acuerdos con los grupos de la oposición para la aprobación de los presupuestos de un «año muy difícil», aunque PNV y PSE-EE cuenten con mayoría absoluta.


A largo plazo, Urkullu ha marcado como objetivos para 2040 que Euskadi sea líder en empleo de calidad, con una tasa de paro inferior al 6 %, una renta superior en un 20 % a la media europea, una tasa de pobreza por debajo del 10 %.

La inversión en innovación será superior a la media de la UE y la industria y los servicios avanzados supondrán más del 40 % del PIB vasco. EFE

Edición WEB: José María Villate.