Vuelve a la cárcel el preso de ETA Xabier Atristain tras revocarse su tercer grado

San Sebastián, 14 oct (EFE).- El Juzgado Central de Vigilancia Penitenciaria de la Audiencia Nacional ha revocado el tercer grado que el Gobierno Vasco concedió al preso de ETA Xabier Atristain, debido a que no ha pedido perdón a las víctimas del terrorismo.

El juzgado, en un auto al que ha tenido acceso EFE, ha estimado un recurso de la Fiscalía contra el tercer grado que fue concedido en julio por el Departamento vasco de Justicia, por lo que el recluso ha tenido que volver a la cárcel donostiarra de Martutene, a la que solo acudía a dormir.

El ingreso se ha producido en la tarde de este viernes, ha informado la asociación de familiares Etxerat.

El preso, que en noviembre cumplirá tres cuartas partes de la condena impuesta, solicitó el tercer grado para poder atender a su familia, y el juez admite que el tiempo que ha disfrutado de permiso lo ha hecho sin incidencias y que no observa riesgo de reiteración delictiva.

Pero no cumple otro requisito, dado que solo reconoce la actividad delictiva «de forma general y sin profundizar en los hechos» y no ha habido una «expresión clara de petición de perdón a las víctimas» de ETA, lo que impide su progresión de segundo a tercer grado, según el auto.

Atristain cumple una condena de 17 años de prisión, que no fue revisada por el Tribunal Supremo pese a que el Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH) condenó a España por no permitir a este miembro de ETA elegir abogado cuando estuvo detenido en 2010 en régimen de incomunicación.

Tras la resolución del TEDH, Atristain quedó libre, el 17 de febrero, pero el 2 de junio, una vez que el Tribunal Supremo dictó que no había motivo para revisar su condena, fue de nuevo detenido y vuelto a ingresar en prisión.

Un mes después, el Departamento de Justicia del Gobierno Vasco dio el visto bueno a su acceso al tercer grado penitenciario, revocado ahora tras estimarse el recurso del Ministerio Fiscal.

Según informa Etxerat, la Fiscalía ha recurrido en los últimos meses la concesión del tercer grado a 13 presos de ETA, entre ellos el de Atristain.

En agosto, la consejera de Justicia, Beatriz Artolazabal, indicó que desde que el Gobierno Vasco gestiona la competencia de prisiones se habían concedido 25 terceros grados a miembros de la organización terrorista.

Etxerat ha manifestado su «indignación» por la resolución judicial contra este preso que lleva 12 años encarcelado, pese a que el TEDH «concluyera que no había tenido un juicio justo, dado que durante su detención incomunicada no se le permitió designar abogado de confianza».