Calviño avisa de que la situación de la energía se complicará de cara al otoño

La vicepresidenta de Asuntos Económicos, Nadia Calviño, ha advertido de que si bien el suministro energético en España está garantizado y el país parte en mejor posición que otros socios europeos, hay que prepararse para una situación «más complicada» de cara al próximo otoño derivada de la guerra en Ucrania.

En declaraciones a los medios a su llegada a la reunión del Eurogrupo en Bruselas, Calviño ha señalado que la «principal consecuencia» del conflicto para España es la inflación ya que, mientras en otros países la preocupación puede estar más ligada a posibles cortes de suministro, en el de España «afortunadamente el suministro energético está garantizado».

Pero ha considerado que «todos tenemos que empezar a integrar la necesidad de ir avanzando en la eficiencia energética» y en una «gestión lo más eficiente posible de los recursos energéticos» para reforzar la autonomía energética en este contexto «de tanta incertidumbre y precios tan elevados de la energía y otras materias primas».

Medidas de ahorro

«Aunque España parta de una posición más favorable, tenemos que prepararnos para una situación más complicada en este contexto de cara al otoño y eso yo creo que los ciudadanos españoles lo entienden muy bien», ha apuntado Calviño, quien indicó que la Administración Pública busca «dar ejemplo» y ha puesto en marcha medidas de ahorro energético.

La vicepresidenta insistió en que el entorno estará marcado por la «muy alta incertidumbre a raíz de la reducción significativa del suministro de gas y petróleo de Rusia».

Habrá que «trabajar en un escenario de inflación más alta durante más tiempo», de ahí que el Gobierno haya aprobado un segundo paquete de medidas frente a la subida de la luz y esté trabajando en un plan de contingencia, como ha solicitado la Comisión Europea a todos los Estados para prepararse «ante cualquier eventualidad de cara al otoño».