Carlos III inicia primera visita a Irlanda del Norte desde su proclamación

Dublín, 13 sep (EFE).- El rey Carlos III del Reino Unido y su esposa Camila, reina consorte, iniciaron este martes una visita a Irlanda del Norte, donde el monarca se reunirá con los principales partidos de la región, incluido el republicano Sinn Féin, antiguo brazo político del ya inactivo IRA.


La pareja fue recibida poco después del mediodía en el aeropuerto de la Ciudad de Belfast por el ministro británico para Irlanda del Norte, Chris Heaton-Harris, y partió después hacia el castillo de Hillsborough, la residencia real en la provincia.


Allí han sido recibidos con una salva de 21 cañonazos mientras se ha izado el estandarte personal del soberano británico, que incluye en un cuadrante el arpa dorado del viejo reino de Irlanda.


Los monarcas han dado un breve paseo por Hillsborough para saludar a la ciudadanía y agradecerle las ofrendas florales y cientos de mensajes que se han dejado a la puertas del castillo desde la muerte el pasado jueves de Isabel II.


Después, Carlos III tenía previsto reunirse con los representantes políticos norirlandeses, encabezados por la vicepresidenta del Sinn Féin, Michelle O’Neill, y el líder del Partido Democrático Unionista (DUP), Jeffrey Donaldson.


Ambos mantienen desacuerdos por la aplicación del Brexit en la región, lo que ha impedido la formación de un Gobierno de poder compartido desde las elecciones autonómicas del pasado mayo, que ganó el Sinn Féin por primera vez en su historia.


Carlos III y Camila también asistirán por la tarde a un servicio religioso en la catedral de Santa Ana de Belfast en recuerdo de la reina, un acto en el que también estarán la primera ministra británica, Liz Truss, el jefe del Gobierno de Dublín, Micheál Martin, y el presidente de Irlanda, Michael D. Higgins.

La visita del nuevo rey se enmarca dentro la gira que efectúa por las naciones del Reino Unido tras su proclamación, un gesto que tiene gran carga simbólica sobre todo en Escocia e Irlanda del Norte, donde los principales partido políticos tratan de dar impulso a sus aspiraciones secesionistas.


En su caso, el Sinn Féin quiere que Londres convoque a medio plazo un referéndum sobre la reunificación de Irlanda, un asunto que ha cobrado impulso gracias a su reciente éxito en las urnas y al Brexit, rechazado por la mayoría del electorado de Irlanda del Norte en la consulta de 2016.