El joven de 15 años sospechoso del tiroteo en Carolina del Norte se encuentra en estado grave

Washington (EFE).- El joven de 15 años sospechoso del tiroteo de ayer en Raleigh (Carolina del Norte, EE.UU.), que acabó con la vida de cinco personas, se encuentra en «estado grave», aseguró este viernes la Policía local.

El adolescente se encuentra bajo custodia policial en un hospital de la ciudad tras ser arrestado horas después del ataque, subrayó la jefa de Policía de Raleigh, Estella Patterson, en una rueda de prensa junto con la alcaldesa de la ciudad, Mary Ann Baldwin, y el gobernador de Carolina del Norte, Ryan Cooper.

Patterson indicó que por el momento las autoridades desconocen las motivaciones del tiroteo.

En ese sentido, el gobernador de Carolina del Norte subrayó que les gustaría «poder entender este acto de violencia trágico e indignante con armas de fuego».

El ataque comenzó sobre las 17.30 hora local (21.30 hora GMT) en el barrio de Hedingham, en Raleigh, y en un camino rural próximo.

Según los datos facilitados por la Policía, el sospechoso supuestamente disparó primero a dos personas en Hedingham antes de dirigirse hacia un sendero junto al río Neuse, donde abrió fuego matando a tres personas y herido a otras dos.

Cuatro horas y media después, el presunto autor del tiroteo fue detenido por la policía, tras resultar herido en la operación de búsqueda y captura.

Violencia incesante

Este viernes, las autoridades han identificado a las cinco víctimas mortales del ataque, entre ellas el oficial de policía Gabriel Torres, de 29 años, que se dirigía a su trabajo, tres mujeres y un adolescente.

El ataque dejó también dos heridos: un agente de policía, que ya fue dado de alta del hospital y un hombre de 59 años que se encuentra en estado crítico, informó Patterson.

En lo que llevamos de año, EE.UU. ha visto más de 500 «tiroteos masivos» en todo el país, de acuerdo con los datos de la organización Gun Violence Archive, que considera como «masivos» los ataques con al menos cuatro víctimas -que pueden ser muertos o heridos-, sin incluir al autor de los disparos en caso de que haya fallecido o sufrido lesiones.

Edición web: Juan David Mosos