Hackathon culmina con grandes ideas para periodistas colombianos en riesgo

Bogotá (EFE).- La «Hackathon para un Periodismo por la Paz» culminó el domingo con éxito presentando las innovadoras propuestas en las que desarrolladores y periodistas trabajaron durante el fin de semana en el marco del Festival Gabo buscando hacer frente a la «realidad sangrante» de los periodistas en Colombia.

La realidad de los periodistas en Colombia, y América Latina, requiere que «nos pongamos manos a la obra cuanto antes», por lo que esta iniciativa busca poner su «granito de arena» para hacer frente a la «realidad sangrante» que afrontan los profesionales de la comunicación, explicó Manuel Fuentes, director editorial para las Américas de la Agencia EFE, al término de la hackaton.

La iniciativa, impulsada por la Agencia EFE, la Fundación Gabo y Minsait -compañía del grupo Indra-, en colaboración de la Fundación para la Libertad de Prensa (FLIP), se celebró en Bogotá este sábado y domingo buscando crear una aplicación que ayude a los periodistas. El ganador, que se anunciará en las próximas semanas, recibirá un premio de 2.500 dólares.

El director editorial de América de la Agencia EFE, Manuel Fuentes, habla en el cierre de la Hackathon realizada en el marco del décimo Festival Gabo en Bogotá (Colombia). EFE/Carlos Ortega

Durante la presentación de los proyectos desarrollados en los dos días de la hackathon se recordó el asesinato de Rafael Moreno, un joven periodista que colaboraba con la organización Forbidden Stories (Historias Prohibidas), el fin de semana pasado.

También se recordó el informe de la FLIP en el que se reportaba que en los cinco primeros meses de este año se registraron 97 amenazas contra periodistas y medios de comunicación.

Las iniciativas de la hackathon

La aplicación ganadora será apadrinada por la FLIP, que le dará seguimiento para que ojalá «el año que viene el informe (de periodistas asesinados) no sea igual de dramático», precisó Fuentes.

En este sentido, el director de la FLIP, Jonathan Bock, indicó que «se necesitan de muchas experiencias y lecturas para afrontar» la situación de la prensa y los periodistas en el país y en la región.

En total se presentaron cuatro proyectos de aplicaciones, con representantes de varias universidades colombianas y profesionales, con una función común que es la posibilidad de que los periodistas manden una alarma cuando se presente alguna situación de riesgo o amenaza en su contra y pueda recibir ayuda.

El director ejecutivo de la Fundación para la Libertad de Prensa (FLIP) Jonathan Bock, habla en el cierre de la Hackathon realizada en el marco del décimo Festival Gabo en Bogotá (Colombia). EFE/Carlos Ortega

Una de ellas fue “Canela”, nombrada en honor a la canción favorita del asesinado periodista colombiano Jaime Garzón (1960-1999), y bajo la premisa de que «si uno vive en este país tiene una tarea fundamental que es transformarlo». Esta aplicación tiene tres funcionalidades: un mapa interactivo con estadísticas y ubicaciones de riesgo, un modo alerta y un tercero para conectar con entidades que puedan ayudar a los periodistas.

Otra de las iniciativas, “Diámetro”, en honor al también periodista asesinado Leiner Montero, busca que «el periodista se sienta seguro, pueda compartir su testimonio y su material», con un botón que avisa a organizaciones como la FLIP y a los contactos de emergencia del periodista.

Participantes de la Hackathon realizada en el marco del décimo Festival Gabo, presentan la aplicación «LAlerta» en Bogotá (Colombia). EFE/Carlos Ortega

Además, “Diámetro” cuenta con un temporizador en el que el periodista pueda introducir la hora de arranque y de conclusión de una cobertura, y en el caso de que el periodista no se reporte cuando se agota el tiempo, envía un aviso.

Entre las particularidades de las otras dos destacaron una «bitácora» que los periodistas pueden hacer al introducir todos los datos y riesgos de una cobertura, mientras que la otra tiene una herramienta enfocada en la salud mental con recomendaciones para hacer frente a los riesgos y las amenazas.