La industria del autocuidado apuesta por un desarrollo sostenible

La Industria Latinoamericana de Autocuidado Responsable (ILAR) y la Global Self-Care Federation (GSCF), lanzaron un inédito compromiso global para impulsar el desarrollo sostenible del sector.

Se trata del Convenio para el Autocuidado Ambientalmente Sostenible, que en América Latina está liderado por la ILAR y compromete a sus miembros y aliados: asociaciones nacionales dedicadas al autocuidado y a los medicamentos de venta libre, así como empresas fabricantes de estos productos en la región.

El Convenio reconoce que la sostenibilidad está vinculada de forma indisoluble con la salud y bienestar de las personas, y establece como meta reducir el impacto en el medio ambiente de los productos para el autocuidado, que son los medicamentos de venta libre (OTC, por sus siglas en inglés), los suplementos alimenticios, incluidos minerales y vitaminas, y dispositivos médicos de uso personal».

El compromiso adquirido se centra en tres áreas prioritarias en las que el sector puede tener el mayor impacto e influencia: plásticos y empaques, productos farmacéuticos en el medioambiente y la huella de dióxido de carbono (CO2).

La directora general de GSCF, Judy Stenmark, destacó que la acción voluntaria y proactiva en el sector del autocuidado es esencial para encontrar soluciones urgentes y sostenibles que aborden el impacto ambiental del área de la salud.

«Me complace ver que este compromiso se hace realidad en un momento en el que estamos viendo un movimiento colectivo de las empresas para abordar la sostenibilidad mediante resultados tangibles. Este documento proporciona una plataforma ambiciosa para que todos a nivel mundial impulsen la innovación en sostenibilidad», indicó.

El director general de la ILAR, Juan Thompson, aseguró por su parte que la industria «es consciente de los desafíos ambientales que enfrenta» el planeta y la «urgencia de las acciones enfocadas a mejorar el cuidado de la salud de las personas, entre otras necesidades», lo que motiva a este ente a «emprender acciones lograr los objetivos acordados en el Convenio».

Es así como en el marco del compromiso con la sostenibilidad, ILAR impulsa acciones como la creación de un grupo de trabajo con la finalidad de compartir estrategias y mejores prácticas sobre sostenibilidad ambiental entre sus miembros, permitiendo así expandir y replicar modelos que puedan ser aplicados en distintos países de la región.

La industria también promueve normas regulatorias que permitan estimular el uso de tecnologías de la información en el etiquetado de los medicamentos de venta libre, como por ejemplo los códigos de respuesta rápida o QR.

«Resulta esencial continuar con la adopción y promoción de la práctica del autocuidado en Latinoamérica, y para esto, el acceso a productos de salud e información para los pacientes deben ser el pilar de nuestra estrategia y planes. Teniendo en cuenta los nuevos avances en tecnología, podemos y debemos ir más allá de la regulación actual para garantizar información actualizada y segura sobre los medicamentos de venta libre», dijo el presidente de la Junta Directiva de la ILAR, José Antonio Valdez.

Integrar estas nuevas tecnologías de la información en los productos de autocuidado presenta múltiples beneficios, entre ellos una mejora en el acceso y disponibilidad de data sobre los medicamentos de venta libre para su uso responsable.

También la inclusión, al habilitar esta información para personas con discapacidades a través del uso de dispositivos y otras herramientas que actualmente utilizan, o podrían utilizar, como apoyo.

Las tecnologías además ayudan a reducir materiales de impresión y a minimizar la huella medioambiental necesaria para proporcionar esta información al usuario de forma completa y actualizada.

«Actualmente, países como Argentina, Brasil y Colombia están discutiendo proyectos que buscan implementar iniciativas de etiquetado digital y uso de códigos QR para productos como medicamentos de venta libre, con el objetivo de brindar una mayor accesibilidad a la información y apoyar la práctica del autocuidado sostenible en América Latina», dijo la ILAR.