Las alternativas al plástico incrementan protagonismo ante Ley de Residuos

Madrid, 16 dic (EFE).- Los agentes políticos continúan el debate para dar forma a la futura Ley de Residuos, en la que está previsto incluir un impuesto especial a los envases de plástico no reutilizable (0,45 euros por kilo), mientras que los actores industriales exploran nuevas vías para encontrar alternativas.

Las alternativas al plástico incrementan protagonismo ante Ley de Residuos. IMAGEN DE ARCHIVO

A pesar de que el plástico reciclado es un material de alto consumo para las compañías del sector de producción de envases, en los últimos meses hay demasiada demanda para el nivel de oferta, con un incremento de los costes.

De esta forma, las empresas deben hacer frente a una inversión mayor para adaptar sus sistemas de producción, en los que también se incluyen los precios de la energía eléctrica, los problemas de logística mundial o los posibles aumentos impositivos.

Moratoria en la fiscalidad del plástico

Por eso, la proposición no de ley presentada esta semana por el Grupo Parlamentario Popular busca obtener una moratoria en la fiscalidad del plástico, abogando en sus estudios en los que indican que existe una escasez del cartón que “ha disparado sus precios hasta en un 40 % más”; o, por ejemplo, que las materias primas “han experimentado un aumento de precio entre el 27 y el 48 %”.

En anteriores enmiendas, los grupos políticos han reclamado que se elabore un texto que encamine una transición justa y competente en términos de sostenibilidad, ya que en torno al 45 % de las emisiones al planeta están directamente relacionadas con los productos que consumimos a diario.

Dificultades reales de acceso a los plásticos reciclados

Las empresas, según voces sectoriales, están encontrando dificultades reales de acceso a los plásticos reciclados y esto impedirá que puedan acceder a las exenciones al futuro impuesto al plástico, tal y como están planteadas por el momento en el proyecto que se debate en el Congreso.

En este sentido, el responsable de la Unidad de Envases y Economía Circular del centro tecnológico ITENE, César Aliaga, ha explicado a EFE que, además de los principios de la jerarquía de residuos (prevención, reutilización y reciclado), una vía que está ganando importancia es la incorporación de materiales de origen renovable con el objetivo de avanzar en la sostenibilidad de los envases.

El camino hacia esta sostenibilidad de los envases se encuentra, para el Instituto Tecnológico del Embalaje, Transporte y Logística (ITENE), en aquel que permite compaginar la protección adecuada del producto con la minimización del impacto ambiental del envase o, incluso, la optimización de la cantidad de material de envase utilizado.

 Un 75 % de media de materiales renovables

En base a los datos aportados por la Alianza para los Envases de Cartón y el Medioambiente (ACE, por sus siglas en inglés), los envases de cartón para bebidas están hechos en un 75 % de media de materiales renovables, con una tasa de reciclaje en los países del de la Unión Europea del 51 % en 2019 y con el compromiso de aumentar esta cifra hasta el 70 % para el año 2030.

Sobre los cambios normativos, dada su experiencia, consideran oportuno diseñar un calendario de implantación “tanto a nivel legal como por parte de las empresas a nivel interno”, puesto que todo está siendo desarrollado a gran velocidad, “e incluso estamos viendo su implementación en tiempo real”.

Otras alternativas: materias primas biocompostables

Para la directora de Asuntos Públicos para España de ACE, Esther Colino: “la legislación debe promover el uso de materias primas procedentes de fuentes renovables, consideramos que los plásticos procedentes de fuentes renovables, por sus beneficios ambientales, deberían estar exentos del futuro impuesto al plástico al igual que lo están los plásticos reciclados”.

Otras de las alternativas que algunas empresas productoras están explorando son las materias primas biocompostables como pueden ser la fibra, la madera, el bambú y o la hoja de palma; y que mientras avanza el debate del futuro impuesto a los envases de plástico y su uso sostenible, se ofrecen como parte de una solución diversificada. EFE

jmp/cc