Lula exige que Bolsonaro pida «disculpas» a Brasil por «todas sus mentiras»

Brasilia (EFE).- El presidente electo de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, exigió este jueves que el actual mandatario, Jair Bolsonaro, le pida «disculpas» a la sociedad por «todas sus mentiras» y sus ataques infundados contra el sistema electoral del país.

En un encuentro con parlamentarios, Lula citó un informe de las Fuerzas Armadas, divulgado este miércoles, según el cual las urnas electrónicas, cuya fiabilidad Bolsonaro puso bajo serias sospechas, no presentaron ninguna irregularidad en las elecciones de octubre, que el líder progresista ganó con una diferencia de 1,8 puntos.

«Fue una cosa humillante, deplorable para las Fuerzas Armadas», afirmó Lula sobre el informe en el cual se ratificó que el sistema electoral adoptado por el país en 1996 y que desde entonces no ha sido objeto de denuncias de fraude, es seguro y transparente.

«El presidente de la República, como jefe supremo de las Fuerzas Armadas, no tenía derecho a poner a los militares a investigar elecciones» para llegar a un «resultado humillante» para el propio Ministerio de Defensa, sostuvo.

El presidente electo, Luiz Inacio Lula da Silva, es visto durante una reunión con parlamentarios hoy en el Centro Cultural Banco do Brasil (CCBB) en Brasilia (Brasil). EFE/Joédson Alves
El presidente electo, Luiz Inacio Lula da Silva. EFE/Joédson Alves

«No sé si el presidente está enfermo, pero tiene la obligación de ir a la televisión y pedir disculpas a la sociedad y a las Fuerzas Armadas, que son una institución seria» y fueron llevadas a realizar una investigación y un informe que «no dice absolutamente nada».

Según Lula, un gobernante «se puede equivocar, pero no puede mentir», y el informe de los militares sobre las urnas electrónicas «acabó de comprobar que ese presidente», elegido en 2018 con el mismo sistema de votación, «mintió porque sabía que iba a perder estas elecciones».

Mentiras que atentan contra la democracia

Lula insistió en que «ellos mintieron» y lamentó que «ahora que se llegó al fin, él (por Bolsonaro) todavía no reconoce la derrota», pese a que «sería tan fácil tomar el teléfono, llamar y decir le felicito por su victoria».

También se refirió a cientos de activistas de ultraderecha que permanecen a las puertas de los cuarteles exigiendo un golpe militar que impida su investidura, el próximo 1 de enero.

El presidente electo, Luiz Inacio Lula da Silva, habla y se ve con lágrimas en los ojos durante una reunión con parlamentarios hoy en el Centro Cultural Banco do Brasil (CCBB) en Brasilia (Brasil).  EFE/Joédson Alves
El presidente electo, Luiz Inacio Lula da Silva, habla y se ve con lágrimas en los ojos durante una reunión con parlamentarios hoy en el Centro Cultural Banco do Brasil (CCBB) en Brasilia (Brasil). EFE/Joédson Alves

Según Lula, se trata de «personas que no aceptan el resultado electoral por cuenta de todas las mentiras contadas sobre las urnas» por Bolsonaro y los grupos que le apoyan.

A esos manifestantes, el presidente electo les pidió que «vuelvan a casa, porque la democracia es esto. Uno gana y otro pierde».

También les instó a «no ser violentos con quien piensa diferente» y aclaró que no espera que gusten de él: «Solo les pido que respeten el resultado electoral», porque «así es la democracia».