Sector vivienda pide al Gobierno claridad de información en los fondos europeos

Madrid, 15 dic (EFE). El sector de la vivienda recibirá más de 6.800 millones de euros de los fondos europeos, entre 2021 y 2023, con el objetivo de ampliar la oferta y garantizar la sostenibilidad de la industria, dentro de la cual, algunas compañías como Pladur piden agilizar la divulgación del acceso a esta información.

El plan de rehabilitación de vivienda y regeneración urbana incluye seis programas, de los que el Ministerio de Transporte, Movilidad y Agenda Urbana gestionará directamente cuatro, con una dotación de 5.520 millones de euros con los que prevé una aportación al PIB de 13.500 millones y un impacto en el empleo que ronda los 188.300 puestos de trabajo.

El director de ventas del fabricante de yesos, Patricio Abando, ha considerado, esta mañana durante la rueda de prensa de presentación de su nueva imagen de marca, que el Gobierno debe transmitir de “forma clara” las ayudas a las que puede optar la ciudadanía y que eso se traduzca “en actividad” para la industria de las reformas y de la construcción.

Según el ministerio, el plan contempla incorporar veinte mil nuevas viviendas al alquiler social y rehabilitar 1,2 millones de casas hasta 2030, puesto que el 50 % de los edificios del país se construyeron antes de 1980.

Respecto al tema de la sostenibilidad, Abando ha insistido en que las ayudas deben estructurarse en torno a la eficiencia energética y al cuidado del medio ambiente, con el fin de incrementar el “ahorro de energía” en un sector responsable del 40 % de este tipo de contaminación.

Por este motivo, pretenden reducir la media de consumo de energía primaria no renovable más de un 40 % y disminuir 650.000 toneladas de CO2 anualmente.

Tras un año en el que las reformas han tenido un “auge brutal”, debido a la nueva realidad que impuso la pandemia, el sector afronta “con optimismo” el 2022, donde, en base al informe de noviembre de Euroconstruct, se espera volver a los niveles de rehabilitación de viviendas de 2019.

Por su parte, en la cuarta remodelación de la marca desde su nacimiento en 1978, el director general de Pladur Algíss -nuevo nombre comercial de la empresa-, Enrique Ramírez, ha explicado que esta acción se adapta a un mundo “cada vez más verde y sostenible” y se alinea con los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de la Agenda 2030.

Para Ramírez, el cuidado del medio ambiente es un tema central en su actividad, con acciones como el empleo de materiales sostenibles como el yeso, la inauguración, en 2019 de la segunda planta de reciclado en España de Pladur, ubicada en Zaragoza, o el uso de energía 100 % verde.

El impacto positivo en la sociedad es el otro eje estratégico para el fabricante de placas de yeso laminado, que ha colaborado este año en la rehabilitación de la Sala de Neuropediatría del Hospital Niño Jesús de Madrid y en la remodelación de dos centros de atención temprana de Aranjuez, destinados a apoyar a 180 niños con necesidades especiales.

dgm