Venezuela revisa los planes para la reapertura de la frontera con Colombia

Caracas, 16 sep (EFE).- La vicepresidenta ejecutiva de Venezuela, Delcy Rodríguez, revisó este viernes con autoridades de varios sectores del país los planes que evalúan implementar para la reapertura de la frontera con Colombia, anunciada para el próximo 26 de septiembre, tras poco más de siete años cerrada al paso vehicular.

La funcionaria se reunió con autoridades de las carteras de Economía y Finanzas, Petróleo, Defensa, Ciencia y Tecnología, Agricultura y Tierras, Salud, Transporte, Industrias y Producción Nacional, Turismo, Pesca y Acuicultura y Comercio, así como del Servicio Nacional Integrado de Administración Aduanera y Tributaria (Seniat).

El canal estatal Venezolana de Televisión (VTV), que transmitió imágenes del encuentro, señaló que los funcionarios «se proponen avanzar en un plan de trabajo en diversas áreas, fortalecer la cooperación binacional e impulsar el dinamismo comercial entre ambas naciones».

Acercamientos Petro-Maduro

El pasado 9 de septiembre, el presidente venezolano, Nicolás Maduro, y el mandatario colombiano, Gustavo Petro, anunciaron que el 26 de septiembre se reabrirá la frontera que une a ambos países, y aseguraron que se reanudará la conexión aérea, suspendida desde que comenzó la pandemia por la covid-19 en marzo de 2020.

Fotografía cedida hoy por la Presidencia de Colombia que muestra al nuevo embajador colombiano en Estados Unidos, Luis Gilberto Murillo (d), durante su nombramiento oficial por parte del presidente Gustavo Petro en la Casa de Nariño, en Bogotá (Colombia). EFE/ Presidencia de Colombia
El presidente de Colombia, Gustavo Petro, en una fotografía de archivo. EFE/Presidencia de Colombia


El anuncio supone un paso más hacia la normalización plena de las relaciones diplomáticas, rotas en 2019, cuando el entonces mandatario de Colombia, Iván Duque, reconoció al opositor Juan Guaidó como jefe de Estado interino del país vecino.

A finales de agosto, Maduro adelantó que su Gobierno y el del país vecino trabajaban en comisiones técnicas y especializadas para garantizar una reapertura «progresiva, productiva y feliz» de la frontera que comparten, que mide 2.219 kilómetros.