La COP27 abre una lista para analizar cómo indemnizar a las víctimas del clima

Sharm el Sheij (Egipto) (EFE).- La Cumbre del Clima COP27 abrió hoy en la ciudad egipcia de Sharm el Sheij con la promesa de que por primera vez desde la adopción de la convención climática de las Naciones Unidas se debatirá cómo se indemnizará a los países en desarrollo víctimas del cambio climático.

«Pérdidas y daños» es el nombre que en la jerga de Naciones Unidas corresponde a este espinoso asunto que durante años fue dejado fuera de los debates de la COP, cuyo contenido se decide por consenso entre las partes (más de 190 entre países y organismos internacionales), ante la negativa de países desarrollados como los Estados Unidos.

Pabellones de la CO27 en Sharm El Sheikh (Egipto)
Pabellones de la CO27 en Sharm El Sheikh (Egipto). EFE/EPA/Khaled Elfiqi

Decisión tomada por «responsabilidad y compromiso»

La adopción de este elemento en las discusiones fue celebrada por el presidente de la COP27, el ministro de Exteriores egipcio, Sameh Sukri, quien reconoció que en esta ocasión la decisión se tomó debido a la «responsabilidad y el compromiso» de todas las partes y su voluntad colectiva por preservar «la credibilidad y relevancia del proceso climático al tomar la decisión correcta».

Esta decisión fue el primer acto de este evento que se prolongará hasta el día 18 de noviembre, después de que formalmente quedara establecida con, precisamente, el nombramiento de Shukri como su responsable directo ante la reunión plenaria de los representantes de las partes.

En su alocución inaugural, Sukri indicó que el objetivo de la misma será que ésta sea «un punto de inflexión a la hora de lograr una acción multilateral colectiva».

Tal y como las autoridades egipcias llevan indicando desde hace semanas, esta reunión buscará que haya «resultados tangibles», puesto que para el mundo ya «es hora de moverse de la fase de la negociación a la de implementar los compromisos» adquiridos.

Activistas en la COP27 en Egipto
Activistas sostienen pancartas en la entrada del Centro Internacional de Convenciones de Sharm El Sheikh, Egipto. EFE/EPA/Khaled Elfiqi

Calor inédito

El arranque de la COP27 sirvió para que la Organización Meteorológica Mundial (OMM) publicara un estudio que refleja que debido a los gases de efecto invernadero y la acumulación de calor, los últimos ocho años van camino de ser los más cálidos de los que se tiene constancia.

En un informe provisional del ‘Estado del clima mundial 2022’, la OMM aseguró que este año las extremas olas de calor, las sequías y las devastadores inundaciones han afectado «a millones de personas y han ocasionado pérdidas valoradas en miles de millones».

Asimismo, apuntó que actualmente se estima que la temperatura media mundial de 2022 superará en aproximadamente 1,15 [de 1,02 a 1,28] °C la media del período preindustrial (1850-1900).

«Los niveles de dióxido de carbono en la atmósfera son tan elevados que apenas podremos limitar el calentamiento a 1,5 °C, el objetivo menos ambicioso del Acuerdo de París», afirmó el documento.

El informe también apuntó que desde 1993 se ha duplicado la velocidad a la que aumenta el nivel del mar, que ha subido casi 10 milímetros desde enero de 2020 y este año marcó un nuevo máximo.

El presidente de la ONU, António Guterres: «El estado del clima mundial es una crónica del caos climático»

Ante esta situación, el secretario general de la ONU, Antonio Guterres saludó la apertura de la COP27 con el mensaje sombrío de que el planeta tierra «está enviando una señal de socorro».

«El estado del clima mundial es una crónica del caos climático», aseveró.

Guterres remarcó que «el cambio está pasando con una catastrófica velocidad» con consecuencias nefastas para la vida de las personas y hábitats en todos los continentes.

Para abordar la emergencia climática, «debemos dar actuar de forma ambiciosa y decidida; la COP27 debe ser el lugar y ahora debe ser el momento», concluyó el presidente de la ONU.

Se espera que más de 40.000 asistentes concurran a este encuentro, en la que cree que será la cumbre climática con más participantes en la historia, según su presidencia.

Al menos un centenar de jefes de Estado y de Gobierno ya han confirmado su participación en esta cumbre, entre los que destacan el presidente estadounidense, Joe Biden; el presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, y el primer ministro británico, Rishi Sunak, aunque quedan algunos aspectos de la agenda que se cerrarán a lo largo de la jornada de hoy.