Nochebuena y Navidad con pocas lluvias y ambiente muy cálido, hasta 24 grados

Madrid (EFE).- El primer fin de semana navideño dejará tiempo estable con lluvias acotadas al noroeste peninsular, sobre todo en Galicia, algunos bancos de niebla y temperaturas «inusualmente altas para la época» en ciudades como Bilbao, Murcia, Gerona o Valencia, donde los termómetros subirán hasta 20-24 grados.

«No se prevé un inicio de la Navidad frío», sino valores altos para la época del año en amplias zonas del país, con máximas de 24 e incluso 25 grados en las horas centrales del día en el sureste peninsular y Mediterráneo, ha señalado Rubén del Campo, portavoz de Aemet, quien incide en que los valores estarán hasta 5 grados por encima de lo normal.

Este viernes, un frente asociado a una borrasca atlántica alcanzará el noroeste peninsular y dejará abundantes lluvias en el oeste de Galicia, donde se podrán acumular más de 40 litros por metro cuadrado en 12 horas, que, de forma más débil, se extenderán a Asturias, Castilla y León, Extremadura y zona centro.

En el resto de la península y Baleares no habrá lluvias, aunque sí bancos de niebla en el interior del sur, centro y en el nordeste, sobre todo en la depresión del Ebro y zonas bajas próximas; la Aemet ha alertado de la reducción de visibilidad en los valles de grandes ríos y áreas montañosas debido a la niebla.

Por la noche la temperaturas descenderán ligeramente, mientras que las diurnas subirán en el área mediterránea, con ambiente templado para la época del año en casi todo el país, que dejará máximas de hasta 20 grados en Bilbao, San Sebastián u Oviedo y entre 24-25 grados en Valencia, Alicante o Murcia.

En otras capitales, como Madrid se rondarán los 15 grados y en Vitoria o Toledo, los 17 o 18 grados.

Nochebuena lluviosa en Galicia y Asturias

El sábado, día de Nochebuena, será de nuevo muy lluvioso en Galicia y también precipitará, de forma débil y dispersa, en Asturias, cordillera cantábrica, Castilla y León y en puntos de Extremadura, mientras que en el resto estará más despejado, pero con nieblas matinales en el interior de la mitad sur, centro y en la depresión del Ebro.

Las olas rompen contra un dique del puerto durante el temporal que azota la costa gallega
Las olas rompen contra un dique del puerto durante el temporal que azota la costa gallega en A Guarda, Pontevedra EFE/Sxenick

Las temperaturas bajarán ligeramente, aunque seguirán altas para la época del año y, un día más, la Región de Murcia y la Comunidad Valenciana podrían llegar a 24 grados, 20 grados en el Cantábrico, entre 12 y 17 grados en el interior de la mitad norte y 14 y 19 grados en el sur, en las horas centrales del día.

Para el domingo, día de Navidad, persistirán las copiosas lluvias en Galicia, pero en esta jornada es posible que el frente se adentre más en el territorio y precipitar en Asturias, Castilla y León, Extremadura e incluso algunas gotas en Andalucía, zona centro y Baleares.

 Este día continuarán los bancos de niebla, sobre todo en el Valle del Guadalquivir y en la depresión del Ebro, pero en general, se prevé otra jornada de «ambiente muy templado» con valores nocturnos por encima de los 5 grados en el interior.

Respecto a los valores diurnos, serán altos -entre 13 y 18 grados- y con máximas por encima de los 20 grados en el Cantábrico y en el Mediterráneo: Sevilla podría alcanzar 22 grados y Valencia y Murcia de nuevo los 24 grados.

Del Campo ha alertado para el domingo de la llegada de un frente frío a la Canarias con lluvias en las islas occidentales y en la isla de Gran Canaria, y que se alargarán los días siguientes.

La próxima semana comenzará inestable y lluvioso en las Canarias, mientras que en la Península, las lluvias remitirán y solo lloverá de forma débil en Galicia, Asturias, Castilla y León; en el resto, ambiente despejado y bancos de niebla en el interior.

Las temperaturas iniciarán un descenso con continuidad los días siguientes, de manera que podría haber alguna helada aislada en zonas de montaña y páramos del centro, pero aún así, seguirá un ambiente más templado, ha avanzado el portavoz.

Esos dos días, martes y miércoles, no se esperan precipitaciones en la Península y en Baleares, salvo alguna llovizna en Galicia y Cantábrico, con un tiempo muy estable y algunos bancos de niebla; Canarias seguirá afectada por lluvias persistentes en las islas occidentales y acompañadas de fuertes vientos.

Para la segunda mitad de la próxima semana, aún con incertidumbre, aumenta la probabilidad de precipitaciones en el tercio occidental peninsular y área mediterránea y con un ambiente templado para la época, ha concluido Del Campo.