Un centenar de personas protestan para apoyar a los inmigrantes en Catania (Italia)

Catania (Italia) (EFE).- Un centenar de personas acudió hoy al puerto italiano de Catania (sur) al grito de «vergüenza» y «libertad» para manifestar su apoyo a los 250 inmigrantes a los que el Gobierno impide desembarcar de dos naves humanitarias.

Los manifestantes se congregaron a la entrada del muelle central, donde permanece atracado el barco Geo Barents de Médicos Sin Fronteras (MSM) con 215 inmigrantes rescatados hace 12 días en el Mediterráneo central y a los que no se permite tocar tierra.

La zona aparece delimitada por una reja que impide el paso y los manifestantes llegaron a agitarla hasta prácticamente abrirla, algo que no ocurrió por la intervención de la Policía.

«Si no cambia, habrá una lucha dura», gritan las personas, en su mayoría estudiantes y militantes de sindicatos y partidos de izquierda y que han colgado carteles en los que pueden leerse lemas como «Basta de atacar a los refugiados».

El barco Geo Barents, de Médicos Sin Fronteras, atracado en el puerto de Catania, Italia.
El barco Geo Barents, de Médicos Sin Fronteras, atracado en el puerto de Catania, Italia. EFE/Álvaro Padilla

La ONU pide a Europa que facilite el desembarco urgente de 600 migrantes

Agencias de las Naciones Unidas pidieron hoy en un comunicado conjunto a los países europeos que permitan un desembarco «rápido y seguro» de los cerca de 600 migrantes actualmente varados en cuatro buques de rescate de ONG en la ruta del Mediterráneo central.

Los migrantes, algunos de ellos embarcados hace ya dos semanas, se encuentran en aguas internacionales tras ser rescatados en zonas próximas a Malta y Libia: 234 de ellos están en el Ocean Viking, 217 en el Geo Barents, 35 en el Humanity1 y 88 en el Rise Above.

«Los esfuerzos de Italia por permitir el desembarco de 400 personas, las más vulnerables a bordo del Humanity 1 y el Geo Barents, son bienvenidos, pero se necesita una solución urgente para los restantes», señaló el comunicado conjunto de la Agencia de la ONU para los Refugiados (ACNUR) y la Organización Internacional para las Migraciones (OIM).

Una ONG se niega a dejar el puerto de Italia hasta que todos hayan desembarcado

La ONG alemana SOS Humanity, cuyo barco Humanity 1 ha sido obligado a desembarcar solo 144 migrantes, los más vulnerables, no abandonará el puerto de Catania (Sicilia, sur de Italia) hasta que lo hagan también los 35 restantes, a los que las autoridades italianas no dejan bajar a tierra.

«No nos moveremos de aquí, no dejaremos el puerto», dijo en una rueda de prensa en la localidad siciliana Till Rummenhohl, jefe de las operaciones de búsqueda y rescate de la nave, quien destacó que «estas personas tienen derechos», entre ellos «a la protección internacional», según los medios locales.

El Gobierno italiano, que preside la aultraderechista Giorgia Meloni, mantiene un pulso con las ONG que socorren personas en el Mediterráneo y su nueva estrategia es dejar desembarcar solo a los más vulnerables, tras un decreto firmado este viernes en el que también se reivindica que sean los países de bandera de las naves -Alemania y Noruega- los que se impliquen en la acogida.

Tres inmigrantes se lanzan al agua

Tres de los 215 inmigrantes que se encuentran a bordo del barco humanitario Geo Barents, rescatados en el Mediterráneo central hace dos semanas, se lanzaron hoy al agua del puerto de Catania (sur) después de que las autoridades italianas se negaran a permitir su desembarco.

Los tres hombres han salido del mar por sus propios medios y dos de ellos permanecen sentados en el muelle central del puerto y se niegan a volver a embarcar. El otro ha regresado a bordo y ha explicado que se tiró al agua para ayudar a los otros dos.

Desde la cubierta de la embarcación los inmigrantes han colgado varias pancartas en las que puede leerse «Help us» (ayudadnos, en español) mientras que dos decenas de activistas han acudido al puerto a gritar «vergüenza o libertad» y los rescatados a bordo les acompañan desde las ventanas del barco.