La ultraderecha encabeza por primera vez un gobierno en Italia

Roma (EFE).-La coalición de la derecha, formada por Hermanos de Italia (FdI), Liga y Forza Italia (FI), se ha impuesto en las elecciones generales con el 44,1 % de los votos, mientras que el ultradechista FdI de Giorgia Meloni ha sido el partido más votado del país con el 26,2 %.

En sus primeras declaraciones después de que su partido se convirtiera en el más votado del país, lo que la llevará a ser la primera mujer que gobernará Italia, Meloni ha pronunciado un discurso muy medido y sin tonos triunfalistas, en el que ha asegurado que la coalición de derechas, con Liga de Matteo Salvini y Forza Italia de Silvio Berlusconi, gobernará «para que los italianos puedan estar orgullosos de ser italianos».

«Los italianos han dado desde las urnas una indicación clara, y la indicación es por un Gobierno de centro derecha con la guía de Hermanos de italia», ha dicho Meloni.

Cuando se han escrutado casi la totalidad de las papeletas, el FDI ha sido el partido más votado con cerca del 26 %, mientras que la coalición de derechas con la Liga y Forza Italia se coloca en el 44 %, respecto al 26 % del bloque progresista liderado por el Partido Demócrata (PD).

«Reconstruir la relación entre el Estado y los ciudadanos»


La dirigente ultraderechista ha asegurado que «Italia y la Unión Europea necesitan la contribución de todos ante la situación compleja en la que nos encontramos».
También ha manifestado su pesar por los datos de la abstención, que fueron del 36 %, y ha señalado que su objetivo será «reconstruir la relación entre el Estado y los ciudadanos».

Para Meloni ha llegado el tiempo «de la responsabilidad si queremos hacer historia». «Tenemos que entender la responsabilidad que nos han dado decenas de millones de italianos, no traicionaremos a esta gente».

Giorgia Meloni saluda a sus seguidores en la sede de los Hermanos de Italia (Fratelli d'Italia) en Roma, tras conocer los resultados electorales que le han dado la victoria.
Giorgia Meloni en la sede de Hermanos de Italia (FdI), tras su victorial electoral. EFE/EPA/ETTORE FERRARI

Salvini pierde votos


El último recuento ha certificado la bajada de la Liga de Matteo Salvini, que en el Senado ha quedó en el 9%

Se trata de tremendo varapalo respecto al 17,3 % de las últimas elecciones políticas y del 34% de las últimas elecciones europeas. Sin embargo, el líder de la formación soberanista se ha mostrado este lunes muy satisfecho en su comparencia ante la prensa y ha asegurado que hoy es un «gran día» porque a Italia «le esperan 5 años de estabilidad».

Salvini, quien ha revelado que felicitó a Meloni de madrugada, ha adelantado también ya tienen previsto reunirse hoy para conformar el nuevo Ejecutivo.

Con respecto a los malos resultados de la Liga en estas elecciones, ha reconocido que no son satisfactorios pero que le darán unos 100 escaños, y ha anunciado que desde mañana comenzará un periodo de escucha entre sus representantes en todo el país.

«Estamos en un Gobierno del que seremos protagonistas, la semana pasada estábamos en un Gobierno que nos consideraba molestos, como unos extras. Los italianos han elegido la coherencia», ha aseverado.

Letta no volverá a ser candidato

Tampoco han sido buenos los resultados electorales para el Partido Demócrata (PD) de Enrico Letta, quien ha prometido hoy que harán una oposición «dura e intransigente» para impedir que «Italia salga del corazón de Europa y de los valores europeos».

No obstante, Letta ha anunciado que no se volverá a presentar como secretario general del PD en el próximo congreso previsto en marzo y que dejará el liderazgo después de los malos resultados electorales, en los que el partido quedó por debajo del 20 %.

Bonino y di Maio, fuera del Parlamento

Uno de los mejores resultados ha sido para El Movimiento 5 Estrellas (M5S) que ha conseguido el 15,3 % de los votos. Esta cifra representa menos de la mitad de lo que consiguió en 2018 pero es varios puntos más de lo que estimaban las encuestas al inicio de la campaña electoral tras la ruptura con uno de sus hombres fuertes, Luigi di Maio,

El, hasta ahora, ministro de Exteriores, quedará fuera del Parlamento tras el fracaso de su nueva formación, al igual que una histórica de la política italiana : Emma Bonino. Su partido, + Europa, -fundado tras su salida del Partido Radical- no ha consiguido superar la barrera del 3 % de los votos necesarios para tener representación parlamentaria.

Pero si hoy hay otro análisis a destacar es el resultado del mayor partido en estas elecciones: la abstención. La afluencia a las urnas en las elecciones italianas ha sido del 63,91 %, diez puntos porcentuales menos que en 2018, cuando ya había sido la peor en la historia republicana.

La Unión europea preocupada

La Unión Europea (UE) espera con inquietud la llegada a Italia, uno de sus países fundadores, de un gobierno encabezado por la ultraderechista Giorgia Meloni que, según analistas consultados por Efe, puede generar cierta turbulencia entre Roma y Bruselas en materia migratoria, pero ven poco probable que las políticas exteriores, incluso hacia Rusia, cambien mucho.

Tirando de libro de estilo, la Comisión Europea se negó hoy a valorar el resultado salido de las urnas este domingo, en las que la coalición formada por Hermanos de Italia (FdI), Liga y Forza Italia (FI) ganó las elecciones con el 44,1 % de los votos, mientras que FdI de Meloni es el partido más votado con el 26,2 %, por lo que será la encargada de formar el Gobierno.

Bruselas espera una «cooperación constructiva con las nuevas autoridades italianas», dijo el portavoz del Ejecutivo comunitario, Eric Mamer, quien negó que los comicios se puedan leer como un «juicio» a las políticas europeas.

YouTube player

Edición web: Miriam Salazar