Volver a una inflación controlada, el principal reto económico de España para 2023

Matilde Martínez |

Madrid (EFE).- El retorno a niveles de inflación más moderados seguirá siendo el principal reto económico en España en2023, al que se suma lograr que el elevado nivel de precios no impida un crecimiento económico suficiente como para mantener la buena evolución del empleo, aunque todo apunta a una desaceleración significativa de la economía española.

Crecimiento

La economía empezó el año con la previsión de recuperarse por completo de la pandemia pero el estallido de la guerra en Ucrania agravó el encarecimiento de la energía que había comenzado el verano anterior, lo que ha terminado frenando el avance del PIB en el segundo semestre del año.

Vista de un puesto de alimentación en el Mercado Maravillas en Madrid
Vista de un puesto de alimentación en el Mercado Maravillas en Madrid. EFE/Javier Lizón

Para 2023 se mantiene una elevada incertidumbre sobre la evolución de los precios, los tipos de interés y el consumo, lo que reducirá el crecimiento económico a una tasa más cercana al 1 % que al 2 %, según el consenso de los analistas, si bien el Gobierno mantiene su previsión de que llegará al 2,1 %.

Inflación

Tras tocar techo en julio en el 10,8 %, la tasa general de inflación ha iniciado una senda de moderación gracias a la estabilización de los precios de la energía.

El reto pasa por mantener esa senda descendente en 2023 sin que la retirada de las medidas de apoyo del Gobierno provoque un efecto rebote en 2024, como ha advertido el Banco de España.

Subyacente

En 2023 el foco estará en la tasa subyacente de inflación, la que excluye la energía y los alimentos frescos, que previsiblemente superará la tasa general y desescalará con mayor lentitud, porque el alza de la energía todavía no se ha repercutido en toda la cadena de valor y en el conjunto del tejido productivo, como recuerda el director de Coyuntura de Funcas, Raymond Torres, en declaraciones a EFE.

Alimentos

Frente a la moderación del componente energético de la inflación, los alimentos aún siguen registrando subidas récord, superiores al 25 % en productos como el aceite, la leche, los huevos, el yogur, la harina o el azúcar.

Vista de un puesto de alimentación en el Mercado Maravillas en Madrid.
Vista de un puesto de alimentación en el Mercado Maravillas en Madrid. EFE/Javier Lizón

En este ámbito prevé actuar el Gobierno con las medidas anticrisis que aprobará esta semana y que los expertos consultados creen que deberían estar orientadas a compensar con ayudas directas a los hogares de menor renta, en lugar de con bajadas de IVA o precios controlados, salvo que sean referencias voluntarias.

Tipos de interés

La estricta política monetaria del Banco Central Europeo (BCE) ha contribuido a la moderación de la inflación, que como contrapartida tiene la subida de las hipotecas a tipo variable, mayoritarias en España, con un incremento de la cuota mensual en torno al 40 % para un préstamo hipotecario medio.

El economista y profesor de la Universidad de Alcalá Daniel Fuentes augura que el techo de los tipos de interés estará en torno al 3,5 y el 4 %, frente al 2,5 % actual, dependiendo de cómo evolucione la inflación y del efecto que unas condiciones financieras más restrictivas tenga sobre la economía europea.

Trabajo

La buena evolución del mercado laboral ha sido la sorpresa respecto a un comportamiento histórico en el que las crisis se traducían inmediatamente en grandes incrementos de la tasa de paro, como ocurrió con la de 2008.

Fuentes asegura que los indicadores apuntan al mantenimiento de la fortaleza del empleo incluso en un contexto recesivo, mientras que Torres augura una inevitable desaceleración de la creación de empleo asociada al debilitamiento de la economía y recuerda que el reto pendiente desde hace décadas es el de las políticas activas de empleo.

Salarios

Los salarios acumulan un 7 % de pérdida de poder adquisitivo en dos años, recuerda Torres, que ve importante recuperar parte del poder de compra pero evitando la indiciación directa a la inflación, escenario que no prevé porque calcula que la subida salarial en convenio estará en torno al 4 % el año próximo.

Fuentes considera que todavía hay margen para un pacto de rentas que reparta el coste de la inflación entre salarios y márgenes empresariales, y que de momento no ha sido posible en el ámbito de la negociación colectiva.

Fondos europeos

Una vez que se ha acelerado el ritmo de ejecución, el desafío en 2023 va a ser más bien cualitativo, de forma que esos recursos sirvan para transformar el modelo productivo, dice Torres.

El Gobierno ha ejecutado más de 38.000 millones de euros entre trasferencias y convocatorias en las que se han resuelto 22.000 millones, de los que 18.700 millones corresponden a convocatorias del Estado y 3.400 millones, de comunidades autónomas, con más de 136.000 proyectos beneficiarios en todo el territorio.

Energía

El Gobierno y las comunidades autónomas se enfrentan al reto de desbloquear antes del próximo 25 de enero los cerca de 100 gigavatios (GW) renovables que ya cuentan con permiso de acceso a la red, pero que antes de esa fecha necesitan obtener la Declaración de Impacto Ambiental (DIA).

A esto se suma el escaso éxito de la última subasta renovable, en la que se adjudicó únicamente el 1,5 % de la capacidad ofertada, debido a que las ofertas de las compañías se han visto condicionadas por la coyuntura actual, marcada por la guerra en Ucrania, los precios del mercado eléctrico y la inflación.

Asimismo, se espera que también entre en vigor a principios de 2023 la nueva tarifa regulada de la luz, que reducirá progresivamente su vinculación a la evolución diaria del mercado mayorista eléctrico, cuya reforma negociará España en Bruselas en los próximos meses.

Combustibles y gas

A pesar de que en las últimas semanas tanto la gasolina como el gasóleo están marcando los precios más bajos de todo el año, está por ver si la evolución del precio del crudo, muy ligado a la evolución de la guerra en Ucrania, no provoca que el Gobierno recupere más adelante la bonificación a los carburantes de 20 céntimos por litro que prevé eliminar a partir del 1 de enero.

Detalle de los precios del combustible en una gasolinera en Madrid
Detalle de los precios del combustible en una gasolinera en Madrid. EFE/ Zipi

Respecto al gas, hasta el próximo 31 de mayo estará vigente el «mecanismo ibérico», que limita el precio del gas destinado a la generación eléctrica, y que ha logrado contener cerca de un 15 % el precio de la luz desde que entró en vigor hace ya seis meses.