La UE trata de aprobar un nuevo desembolso de ayuda militar a Ucrania

Bruselas (EFE).- Los ministros de Exteriores de la Unión Europea (UE) se reúnen en Bruselas con la intención de aprobar el séptimo desembolso de 500 millones de euros para suministrar armas a Ucrania, en medio de la presión a Alemania para que autorice el envío de sus tanques Leopard a Kiev.

Durante el encuentro, aprobarán también la cuarta ronda de sanciones contra Irán por reprimir a los manifestantes que protestan contra el Gobierno, aunque evitarán incluir a la Guardia Revolucionaria en la lista de organizaciones terroristas, por cuestiones legales y políticas, según afirmaron diversas fuentes diplomáticas y europeas.

Ucrania

Los jefes de la diplomacia europea tratarán de acordar un nuevo tramo del Fondo Europeo de Apoyo a la Paz con el que los Veintisiete están financiando una parte del envío de armas a Kiev, por valor, hasta ahora, de 3.500 millones de euros.

También esperan poder aprobar un desembolso de 45 millones de euros del mismo fondo para financiar la misión de entrenamiento militar que ha creado la UE para formar a unos 15.000 soldados ucranianos en suelo europeo.

El alto representante de la Unión Europea (UE) para la Política Exterior, Josep Borrell, ha vuelto a insistir hoy en la conveniencia de entregar carros de combate modernos a Ucrania pero también ha pedido no pasar por alto el resto de la ayuda militar que Alemania y otros países están acordando para Kiev.

“En Ramstein ha habido muy buen resultado desde el punto de vista del número de armas que los Estados miembros ha decidido proporcionar a Ucrania, no desestimen el resultado de Ramstein, se han tomado muchas buenas decisiones”, ha indicado Borrell a su llegada al Consejo de ministros de Exteriores de la UE.

 El alto representante de la Unión Europea (UE) para la Política Exterior, Josep Borrell, hace declaraciones a los medios a su llegada al Consejo de ministros de Exteriores de la UE que se celebra hoy en Bruselas.
El alto representante de la Unión Europea (UE) para la Política Exterior, Josep Borrell, hace declaraciones a los medios a su llegada al Consejo de ministros de Exteriores de la UE que se celebra hoy en Bruselas. EFE/EPA/Olivier Hoslet

El político español se ha referido así a la reunión en esa localidad alemana impulsada por Estados Unidos y los socios de Ucrania para concertar más apoyo militar a ese país con el que defenderse del ataque ruso, y en la que Alemania no llegó a dar su visto bueno a la transferencia de los tanques Leopard 2 solicitados por Kiev.

Y si este domingo aseguró que Alemania «no se opondrá» a que Polonia pueda enviar a Kiev los tanques Leopard 2 si así se lo pide, a su llegada a la reunión, la ministra Annalena Baerbock se ha limitado hoy a decir que «es muy importante que en la comunidad internacional hagamos todo lo que sea necesario para apoyar a Ucrania», que gane la guerra, y «poder volver a vivir en libertad y en paz».

Para Borrell los tanques son «un tipo de arma» que se debe proporcionar al Ejército ucraniano, pero ha reconocido que hay “diferentes opiniones” que hoy se van a debatir.

Los ministros también van a tratar de llegar este lunes a un consenso político -no todavía a una decisión formal- para ampliar la ayuda militar a Ucrania en el marco del Fondo Europeo de Apoyo a la Paz, del que ya se han invertido hasta el momento 3.100 millones de euros a ese fin.

Un tribunal para los crímenes de guerra

Además, se discutirá la necesidad de crear un tribunal capaz de juzgar los crímenes que Rusia está cometiendo en Ucrania, sobre la que no hay consenso respecto la jurisdicción bajo la que debería regirse.

Mientras que los países del este abogan por crear un tribunal internacional ad hoc, otros, con Alemania a la cabeza, creen que debería tener una doble jurisdicción, ucraniana e internacional, dado que ni Kiev ni Moscú han firmado el Estatuto de Roma del Tribunal Penal Internacional, por lo que este carece de competencias para juzgar los crímenes que se cometan en ambos países.

«Sea cual sea, la solución no tiene que dañar al Tribunal Penal Internacional», ha dicho una fuente europea.

Los ministros de Exteriores discutirán también con su homólogo ucraniano, Dmytro Kuleba -que se conectará por videoconferencia- el plan de paz de 10 puntos que ha propuesto el presidente Volodímir Zelenski.

Irán

Por otra parte, los Veintisiete prevén sancionar a una treintena de iraníes en respuesta a la represión de las autoridades del país persa contra los manifestantes que protestan contra el Gobierno desde hace ya cuatro meses.

No obstante, El alto representante de la Unión Europea para Asuntos Exteriores, Josep Borrell, ha señalado que es necesario que la justicia de algún país de la UE señale a la Guardia Revolucionaria de Irán como organización terrorista para poder considerarla así a nivel comunitario.

“Hay muchas opiniones interesantes al respecto, pero es algo que no puede decidirse sin una decisión de un tribunal primero”, ha explicado Borrell ante la prensa.

Por su parte, la ministra de Exteriores de Alemania, Annalena Baerbock, ha denunciado que el régimen iraní y los guardias revolucionarios “aterrorizan a su propia población”, y ha pedido que la UE “aclare” las cuestiones legales para poder designar a la Guardia Revolucionaria como una organización terrorista.

Venezuela

El alto representante de la UE para Asuntos Exteriores, Josep Borrell, planteará por otra parte a los ministros una reflexión sobre una reforma de la posición comunitaria hacia Venezuela, a cuyas autoridades aplica actualmente sanciones por la crisis política y de derechos en el país.

La razón es el «cambio» en los últimos meses en la región, apuntaron fuentes comunitarias, con países como Brasil y Colombia retomando las relaciones diplomáticas con Caracas, la reorganización de la oposición o la perspectiva de negociaciones en México entre el Gobierno y los opositores.

Las fuentes señalaron que el presidente venezolano, Nicolás Maduro, está ahora «mucho menos aislado que antes».
Durante un almuerzo de trabajo, los ministros discutirán también con el primer ministro palestino, Mohammad Shtayyeh, la posibilidad de reforzar las relaciones con la UE.