Asturias gastará 840.000 euros al día para atender la dependencia

Oviedo (EFE).- Los 578 millones de euros con que contará la Consejería de Derechos Sociales y Bienestar en el presupuesto de 2023 -casi un 20 por ciento más que este año- incluyen 307 millones para la atención de la dependencia, una cifra que supone un gasto diario de 841.000 euros, más del mitad de los 1,5 millones que gastará por jornada ese departamento.

Estos datos los ha facilitado hoy la titular de la Consejería, Melania Álvarez, durante su comparecencia ante la Comisión de Hacienda de la Junta General del Principado, donde ha incidido en que el «máximo histórico» dedicado a cumplir la Ley de Dependencia el próximo ejercicio hará que se hayan destinado a ese objetivo más de mil millones de euros a lo largo de la legislatura.

Según Álvarez, se trata de un presupuesto «social y progresista que da respuesta a las personas que se encuentran en situación más vulnerable», que profundiza en la cohesión territorial, contribuye a afrontar el reto demográfico «y suma en el objetivo común de dinamizar la economía”.

A su juicio, las cuentas elaboradas por el Gobierno, que tienen prácticamente asegura su aprobación con el respaldo de IU y del Grupo Mixto, merecen «un acuerdo amplio, lejos de tácticas, pegado a la realidad» que merecen «los asturianos, las entidades sociales, los profesionales que atienden día a día a miles de personas y las empresas que dan vida al sistema de servicios sociales».

Transformación del modelo de cuidados

Además de la dependencia, la consejera ha apuntado que los grandes objetivos para 2023 pasan por la transformación del modelo de cuidados de larga duración de forma que el organismo autónomo ERA (Establecimientos Residenciales para Ancianos) incrementará su presupuesto en más de un 7 por ciento para situarse en 177 millones.

Asimismo, ha destacado que reforzará las políticas de inclusión dado que cuenta con 72 millones para el salario social, reforzado con los complementos previstos en la Ley de Garantía de Derechos y Prestaciones Vitales; con el complemento para el alquiler de vivienda, al que se destinará inicialmente 1 millón y el incremento en 6,5 millones de la garantía energética, que se extenderá a 30.000 familias.

A esas cifras sea añade la garantía para los menores que se encuentran en situación de acogimiento, que sube un 16,57% y alcanza 2.299.400 euros, así como el aumento de las plantillas municipales de servicios sociales con alrededor de 45 efectivos para el seguimiento de las medidas de incorporación social y laboral, a lo que se destinarán 1,8 millones.

Además, la Dirección General de Vivienda duplicará su presupuesto hasta los 79,3 millones que permitirán aumentar un 31,7 la financiación destinada a promoción de vivienda pública; triplicar los proyectos de rehabilitación y subir un 23,5 % la partida destinada a reparaciones del parque público.

Las cuentas de la Consejería incluyen además ayudas directas de hasta 1.500 euros para las familias con menores de cuatro años que residan en concejos sin escuelas infantiles públicas o que no hayan podido obtener plaza en ellas con un límite de renta familiar de 45.000 euros. EFE