Asturias simplifica y agiliza los trámites urbanísticos

Oviedo (EFE).- El Consejo de Gobierno ha aprobado este viernes un decreto por el que se simplifica, agiliza y facilita la tramitación urbanística en tanto se culmina la nueva Ley de Ordenación Integral del Territorio (LOITA), actualmente en elaboración.

Aprovechar más lo que ya está construido, reducir los trámites burocráticos y los plazos de licencias, dar más flexibilidad a los ayuntamientos para situaciones puntuales, consolidar los núcleos rurales y evitar que sus viviendas se vengan abajo o evitar que las trabas urbanísticas sean un freno para el desarrollo de actividades agrarias son cuestiones que pretende favorecer esta nueva regulación.

El principal objetivo de este nuevo decreto es impulsar la actividad en las zonas ya construidas y consolidadas, tanto en ciudades como en poblaciones rurales, en lugar de enfocar el ordenamiento hacia la creación de nueva trama rural o urbana.

El documento también persigue flexibilizar la tramitación y dotar a las administraciones locales de herramientas seguras para intervenir en los cascos urbanos o en barrios vulnerables.

En este sentido, el nuevo reglamento precisa la regulación del suelo urbano, incorpora las actuaciones de dotación pública, potencia el uso de los planes especiales de reforma interior (PERI), es más exigente con la viabilidad económica de las operaciones urbanísticas y regula los complejos inmobiliarios.

En cuanto al suelo no urbanizable, aclara los criterios de delimitación de los núcleos rurales y el régimen de usos y edificación de cada categoría.

Unificación de criterios

Además, se unifican los criterios de parcelación y agrupación, se amplía hasta los 500 metros cuadrados la capacidad edificatoria residencial en las parcelas grandes y se permite que los planeamientos municipales establezcan las distancias de los cierres de las fincas a los caminos.

El texto posibilita, asimismo, que el planeamiento municipal delimite, mediante motivación expresa, áreas o ámbitos en los que sea posible la implantación de vivienda unifamiliar no vinculada a la existencia de una explotación agraria, al tiempo que abre la posibilidad de construir nuevas naves ganaderas de forma excepcional.

Este decreto, que modifica el Reglamento de la Ley de Ordenación del Territorio y Urbanismo (ROTU) entrará en vigor 20 días después de la publicación del acuerdo en el Boletín Oficial del Principado (BOPA), también incorpora las modificaciones legales que se han ido sucediendo en materia urbanística a nivel estatal.

Según ha informado el consejero de Medio Rural y Cohesión Territorial, Alejandro Calvo en la rueda de prensa posterior a la habitual reunión semanal del Ejecutivo autonómico, el Principado profundiza con esta reforma en el cambio de modelo urbanístico y territorial iniciado con la Ley de Medias Urgentes, que continúa con este nuevo reglamento y culminará con la LOITA. EFE

Edición web: Gorka Vega