Asturias tendrá deducciones para jóvenes emancipados e hijos de hasta 25 años

Oviedo (EFE).- El proyecto de presupuestos del Principado para 2023 incorporará dos nuevas deducciones fiscales dirigidas a jóvenes emancipados y a familias con hijos de hasta 25 años por un importe de 1.000 y de 300 euros, respectivamente, para rentas inferiores a los 35.000 euros en declaración individual, o de 45.000 euros en el caso de que sea conjunta.

Según ha anunciado hoy el presidente del Principado, Adrián Barbón, estas nuevas deducciones, que han sido pactadas con Izquierda Unida, se sumarán a las ya previstas en el próximo presupuesto (acogimiento de mayores, alquiler, adopción, familias numerosas y monoparentales, nacimiento, etc) «conseguirán el efecto de no bajar impuestos a todos, sino a quienes más lo necesitan».

Barbón ha hecho estas afirmaciones en su respuesta en el pleno de la Cámara asturiana a una pregunta de la portavoz del PP, Teresa Mallada, que se había interesado por su renuncia a bajar impuestos en Asturias cuando en otras comunidades socialistas se está deflactando el IRPF.

En su primera intervención parlamentaria tras renunciar a volver a optar a la Presidencia del PP después de que la dirección nacional la apartara de la candidatura autonómica, Mallada ha advertido a Barbón de que, con su negativa a deflactar el IRPF un 10 por ciento por debajo de los 33.000 euros como le ha pedido en la negociación presupuestaria, «se está quedando prácticamente solo».

«Deflactar no es más que reducir la recaudación indebida», ha apuntado la dirigente popular, que ha cifrado en 591 millones el exceso de recaudación en Asturias a 31 de julio por los efectos de la inflación, a la vez que ha emplazado al Gobierno a facilitar al PP la cuantificación de las deducciones fiscales que plantea, un dato que el Ejecutivo no ha hecho público, ha advertido.

Rechazo a una rebaja indiscriminada de impuestos

En su respuesta, Barbón, que ya había defendido su criterio de no aplicar una rebaja «indiscriminada» de impuestos «errónea e injusta» en una réplica anterior a Ciudadanos sobre el mismo asunto, ha definido las deducciones que plantea su Gobierno como «una vía quirúrgica» que cumple el objetivo de reducir la presión fiscal a quien más lo necesita ante la deriva de la inflación.

Tras valorar el hecho de que Mallada no planteara en la negociación presupuestaria la exigencia de suprimir en Asturias el impuesto de Patrimonio como se ha hecho en otras comunidades del PP, ha advertido de que la deflactación del tramo autonómico del IRPF que plantean los populares supondría una bajada de impuestos de 90,5 euros para las rentas de hasta 15.000 euros mientras que los diputados, por el nivel de ingresos que obtienen de la Cámara, se ahorrarían un total de 315 euros.

«¿Es justo que los que nos sentamos en esta Cámara nos bajemos los impuestos en 315 euros?»

Adrián Barbón, presidente del Principado

«¿Es justo que los que nos sentamos en esta Cámara nos bajemos los impuestos en 315 euros?»,. se ha preguntado Barbón, que ha advertido además de que los ciudadanos pagan más impuestos si ven incrementados sus salarios, pero que, en muchos casos, la subida es «tan mínima» que no pasan del tramo del IRPF y de que la escalada de precios «impacta a las familias» pero también al coste de la calefacción de los colegios y de los hospitales, lo que hace necesario mantener los ingresos fiscales. EFE

Edición web: Gorka Vega