Barbón dispondrá de un presupuesto de 6.000 millones en 2023

Oviedo (EFE).- El presidente del Principado, Adrián Barbón, ha logrado sacar adelante, con el respaldo de IU, Podemos y el Grupo Mixto un presupuesto que rozará los 6.000 millones de euros, de los que más de 900 se destinarán a inversión productiva, una cifra que no se alcanzaba desde hace doce años.

Lo ha hecho en un pleno del parlamento autonómico en el que ha quedado fijada la cuantía global del presupuesto del próximo año al ser rechazadas las cuatro enmiendas de totalidad presentadas por PP, Ciudadanos, Foro y Vox.

No obstante, las cuentas públicas del próximo año aún deben enfrentarse al debate y votación de las enmiendas parciales y a su aprobación final el día 30 de diciembre, un trámite en el que aún no está clara qué posición adoptará finalmente Podemos, cuya militancia decidirá el sentido de su voto en una asamblea.

Aprobación garantizada

Aunque el Gobierno asturiano tiene garantizada su aprobación por la mínima, al contar con los votos de IU y del diputado del Grupo Mixto, la portavoz socialista, Dolores Carcedo, ha incidido en que los días que restan seguirán trabajando para lograr ampliar el respaldo «a un presupuesto potente y lleno de posibilidades».

El portavoz de Podemos, Rafa Palacios, que ve «margen y tiempo para mejorar estas cuentas» antes de su aprobación definitiva , ha mostrado también su deseo de que el gobierno asturiano «se apoye exclusivamente en la izquierda para garantizar la continuidad de los servicios públicos».

El de 2023 será un presupuesto de 5.968 millones de euros, un 11,4 por ciento por encima de los 5.354 millones de euros del vigente, en buena parte gracias a la incorporación de 355,4 millones de los fondos europeos del Mecanismo de Recuperación y Resilencia.

Del total, 3.817 millones de euros -casi 292 más que en el ejercicio anterior- se destinan a gasto social mientras que las inversiones productivas ascenderán 921 millones, la cifra más alta de la actual legislatura y que no se había vuelto a alcanzar desde el año 2010.

Entre las novedades que presenta, se encuentra la concesión de ayudas directas de hasta 2.200 euros por el cheque-bebé, y de 1.500 por el cuidado de hijos de 0 a 3 años en concejos sin escuelas infantiles, así como deducciones de 300 euros en el IRPF por hijos menores de 25 años y de 1.000 euros para jóvenes emancipados.

Agradecimientos a IU y Grupo Mixto

Según la consejera de Hacienda, Ana Cárcaba, es un proyecto social progresista, que responde ante quienes más lo necesitan, que refuerza los servicios públicos fundamentales, que impulsa la actividad económica y la cohesión territorial, que está cargado de medidas para atender el reto demográfico y que canaliza un volumen muy importante de recursos europeos.

Las enmiendas presentadas por la derecha se entienden por la cercanía de las elecciones del 28 de mayo, según la consejera, que ha agradecido «de corazón» a IU y al diputado del grupo mixto, Armando Fernández Bartolomé, el respaldo dado tras un proceso de negociación abierto en septiembre y que no se dará finalizado hasta la semana que viene.

La portavoz del PP en la Junta General, Teresa Mallada, en el pleno del parlamento. EFE/ J.L. Cereijido

Críticas de la oposición

Previamente, la portavoz del PP, Teresa Mallada, había a pedido la devolución del proyecto de ley de presupuestos por considerar que no da respuesta al problema del reto demográfico y que supone un «expolio fiscal a miles de asturianos» sin que el incremento de la recaudación se destine a solucionar problemas reales.

Ciudadanos también pidió su devolución por considerarlo un «compendio de soluciones caducas, propuestas sectarias y recetas fracasadas» que solo servirán para mantener a Asturias «con la respiración asistida de los subsidios y el derroche de dinero público», según su portavoz, Susana Fernández.

Desde Vox, Ignacio Blanco, advirtió de que con estas cuentas se va a «gastar más para tener peores servicios», mientras que el secretario general de Foro, Adrián Pumares se lamentó de que Barbón haya apostado por la comodidad y pactado las cuentas con quien más fácil se lo pone.

Sin embargo, para la portavoz de IU, Ángel Vallina, si a la derecha no le gustan estos presupuestos es porque «servirán para reforzar el estado de bienestar, permitirán la dinamización económica y reforzarán servicios públicos que la gente necesita».

Para el exdiputado de Ciudadanos, ahora en el Grupo Mixto, Luis Armando Fernández Bartolomé, los presupuestos que ha decidido apoyar desde la coherencia, «la ética de la responsabilidad y sin estar sometido a direcciones nacionales intervencionistas, son «oportunos, reformistas, progresistas, democráticos y legítimos».

Las cuatro enmiendas rechazadas hoy, según la portavoz socialista, han conseguido por fin «reunir a todos en la casa común de la derecha» y reflejan el interés electoralista del «frente del no» a un presupuesto potente frente al que solo plantean propuestas estériles que no van a ningún sitio.

Las cuentas contarán como poco con el respaldo de 23 de los 45 diputados que conforman la Cámara regional: 20 socialistas, los dos de IU y el del Grupo Mixto. EFE