Cárcaba celebra la disposición de Fernández Bartolomé al presupuesto

Oviedo (EFE).- La consejera de Hacienda, Ana Cárcaba, se ha mostrado este viernes satisfecha de la disposición favorable reiterada hoy por el diputado del Grupo Mixto, Armando Fernández Bartolomé, a la aprobación del presupuesto del Principado para 2023 durante la reunión que ha mantenido el Ejecutivo con el parlamentario, que cierre así la ronda abierta con todos los grupos, salvo con Vox.

Cárcaba ha considerado importante el hecho de que Fernández Bartolomé, cuyo voto unido al probable respaldo de los dos diputados de IU garantizaría la aprobación de las cuentas, justifique su postura por la situación «excepcional» que se vive a nivel nacional e internacional.

Además, ha incidido en la importancia de sacar adelante un presupuesto que, tras las últimas cifras conocidas sobre la proyección demográfica para los próximos años, pone el foco en medidas para abordar el reto demográfico.

Respecto a la marcha de las negociaciones, la consejera ha señalado que la intención del Gobierno es presentar en la Junta General el proyecto de presupuestos «cuanto antes y con el máximo consenso posible» aunque ha eludido concretar fechas para su aprobación por parte del Ejecutivo que sigue haciendo «cálculos internos y ajustes» y mantiene «reuniones discretas» con los distintos grupos.

Tras la reunión, Fernández Bartolomé ha reiterado que su predisposición favorable a que Asturias cuente con presupuesto en 2023 está justificada por la «situación excepcional» actual y ha garantizado que las propuestas que trasladará al Gobierno «están libres de clientelismo» y no responden a los intereses «de ningún lobi».

Gasto público «más eficaz y eficiente»

Como prioridad ha defendido la necesidad dar un nuevo enfoque al presupuesto para que el gasto público sea «más eficaz y más eficiente» e impulsar una regeneración democrática en ámbitos como la transparencia, «donde ya se ha hecho mucho, pero aún queda mucho camino».

Además, ha avanzado que también realizará propuestas relativas a turismo o cultura y a la necesidad de dar un nuevo enfoque multidisciplinar a la gestión en materia de sanidad, educación o servicios sociales.

Una vez fijado provisionalmente en 4.839 millones el techo de gasto, 194 millones más, lo que arroja una proyección de una cuantía global del presupuesto superior a los 5.500 millones (5.354 este año), el Ejecutivo estima que los ingresos previstos por los modelos de financiación autonómico y local se elevarán a 3.707 millones, con un incremento de 464 millones sobre el inicial de 2022.

Esa cifra incluye conceptos que se rigen por el sistema de entregas a cuenta y la subida tiene su origen tanto en la variación de esas entregas como en la previsión de liquidaciones positivas con origen en el ejercicio 2021 después de que en el ejercicio de 2022 se incluyesen la compensación por las liquidaciones negativas de 2020 y la compensación por la modificación del IVA.

Además, la tasa de referencia de déficit para 2023 se situará en el 0,3% del PIB (79,5 millones), lo que supone una reducción de unos 71 millones respecto al margen establecido en 2022, circunstancia a la que se añadirá el efecto de la situación económica a nivel nacional e internacional.

Ese impacto, ya perceptible en el ejercicio actual, se hará más evidente en 2023 y obligará a recoger en el proyecto de presupuesto «un importante incremento» tanto en materia de gasto de personal como de gastos y transferencias corrientes, ligado en este último caso al incremento en el precio de los suministros, incluido el coste energético, y a plantear incrementos en el coste de las inversiones iniciadas y pendientes de iniciar para ajustar las licitaciones a los precios del mercado. EFE

Edición web: Gorka Vega