Condenan a Pumares por la publicación de la nómina de Álvarez-Cascos

Oviedo (EFE).- La Audiencia Provincial de Oviedo ha condenado al secretario general de Foro Asturias, Adrián Pumares, por la vulneración del deber de custodia y tratamiento de los datos personales del exlider forista, Francisco Álvarez-Cascos, tras la publicación de una fotocopia de su nómina junto con su número de cuenta en un periódico de tirada nacional, en diciembre de 2019.

La Sección Sexta de la Audiencia Provincial ha estimado parcialmente la sentencia dictada el pasado mes de marzo por el Juzgado de Primera Instancia número 5 de Oviedo, que absolvía a tres dirigentes de Foro, entre ellos Pumares.

Pumares ahora ha sido condenado al pago de los daños y perjuicios generados a Álvarez-Cascos con una indemnización que, según el nuevo fallo, se deberá establecer en un pleito posterior.

En su demanda, el expresidente del partido y expresidente del Principado alegaba que el actual secretario general era responsable del fichero con los datos de los afiliados a Foro y, por tanto, era el encargado de velar por su seguridad y estaba obligado a mantener secreto sobre los mismos, algo que la Audiencia ha reconocido en una sentencia ayer, martes.

El fallo no ve acreditada la participación de las otras dos personas demandadas, José Suárez Arias-Cachero, miembro de la directiva del partido, y Enrique Lanza, apoderado y responsable de los pagos.

Pumares, responsable del tratamiento de los datos

Sin embargo, considera que el secretario general, «como responsable del tratamiento de los datos, debe velar por que situaciones como la enjuiciada no acontezcan», de forma que «informaciones de alto contenido personal» «no salgan a la luz pública».

Su responsabilidad «le obliga a adoptar todas las medidas a su alcance para evitar que información tan delicada como la analizada salga de la sede del partido», incide el fallo.

Tras conocer la sentencia, Álvarez-Cascos, ahora expulsado y denunciado por apropiación por el partido que fundó hace once años, ha insistido en que es «ineludible la depuración de las responsabilidades políticas» de la actual presidenta del partido, Carmen Moriyón, y de Pumares como «responsables principales y cabezas visibles de la destrucción programática y organizativa de Foro».

Por su parte, Pumares, que ha expresado su respeto por «todas las sentencias judiciales», ha considerado «chocante» que un político presente una demanda porque su nómina, «que debería ser pública», aparezca publicada en un periódico, aunque ha dicho que «es natural de alguien que siempre transita por caminos opacos y le gusta poco la transparencia».

A su juicio, se trata de «una cortina de humo para no hablar de que el fiscal pide para Cascos cárcel y fianza de 300.000 euros, y no precisamente por un error en el tratamiento de unos datos». EFE

Edición web: Gorka Vega