Duro Felguera reduce de 208 a 180 los afectados por el ERE en Asturias

Oviedo (EFE).- La dirección del grupo de ingeniería y bienes de equipo Duro Felguera ha trasladado a los sindicatos una última propuesta para reducir el número de afectados por el expediente de regulación de empleo (ERE) de extinción en Asturias de 208 a 180 trabajadores, sobre una plantilla de 1.293 personas, a lo que se sumaría la amortización de otros 40 puestos de trabajo en el extranjero.

La dirección ha planteado esta propuesta en la última reunión del periodo de consultas con los sindicatos, que la trasladarán el lunes a las asambleas de trabajadores para que se vote al día siguiente.

La compañía ha ofrecido para los afectados 28 días por año trabajado con un tope de quince mensualidades, frente a los 20 días con un máximo de doce mensualidades que establece la ley.

La propuesta también prevé la creación de una bolsa de empleo, con vigencia de tres años, para que aquellas personas que ahora abandonen la compañía tengan preferencia durante ese tiempo en el caso de que haya futuras contrataciones.

Según han precisado los sindicatos, en caso de no haber acuerdo para la firma del ERE, Duro Felguera se limitará a aplicar las condiciones de inicio, es decir, el despido de 208 personas con 20 días por año y 12 mensualidades.

Un ERE para adecuar la plantilla a la situación del negocio

Duro Felguera, que sigue inmersa en la búsqueda de un socio inversor industrial, ha justificado el despido colectivo por causas objetivas de carácter económico, productivo y organizativo y ambas partes tienen por delante un plazo de negociación de un mes.

La empresa, que el pasado año fue objeto de un rescate público temporal con la concesión de 120 millones del Fondo de Apoyo a la Solvencia de Empresas Estratégicas gestionado por la SEPI, dice estar en la necesidad de ajustar su plantilla para adecuarla a la situación actual del negocio.

Vista de las oficinas centrales de Duro Felguera. EFE/J.L.Cereijido.

Duro Felguera obtuvo en el primer semestre de este año un beneficio neto de 1,3 millones de euros, frente a las pérdidas de 11,1 millones registradas en los seis primeros meses de 2021.

La multinacional asturiana elevó las ventas un 37 por ciento, hasta 54,8 millones, y obtuvo un resultado bruto de explotación (EBITDA) positivo de 7 millones de euros, frente a los número rojos de 13 millones del primer semestre del pasado año. EFE