Duro Felguera vaticina el «cambio definitivo» en 2023 con nuevos socios

Gijón (EFE).- La presidenta de Duro Felguera, Rosa Aza, ha asegurado este martes tener “razones fundadas” para creer que 2023 va a ser el año del “cambio definitivo” en la compañía y ha confiado en tener noticias “pronto” de la llegada de nuevos socios inversores industriales.

La empresa de ingeniería y bienes de equipo fue objeto de un rescate público temporal en 2021 con la concesión de 120 millones del Fondo de Apoyo a la Solvencia de Empresas Estratégicas gestionado por la SEPI y en plena búsqueda de un socio industrial ha puesto en marcha un Expediente de Regulación de Empleo (ERE) que afecta a 180 trabajadores de una plantilla total en Asturias de 1.293.

Momentos antes de mantener una reunión con el nuevo secretario general de Industria y Pyme, Francisco Blanco, en la sede de la compañía en Gijón, Aza ha asegurado afrontar con “ilusión” el año 2023, que va a ser “el año de cambio definitivo”.

Según ha asegurado, tiene “razones fundadas” para creer que va a ser así, ya que la compañía lleva mucho tiempo trabajando y tras años en los que la empresa generó “desconfianza en los mercados” en 2022 incrementó un 40% la nueva contratación respecto al año anterior.

Aza ha afirmado que Duro Felguera necesita “contratar más” ya que el nivel de contratación determina el nivel de empleo y la compañía acaba de aplicar un ERE en una decisión que costó “mucho” tomar y que se llevó a cabo porque la dirección pensó que no había más remedio.

La compañía «empieza a despegar»

Ahora se trata de contratar para minimizar los efectos del ERE, mantener el resto del empleo y aumentarlo si es posible, ha dicho Aza, que ha afirmado que hasta ahora se han puesto las bases y ahora la compañía “empieza a despegar”.

Por otra parte, continúa el trabajo para lograr un socio inversor y Aza espera tener noticias “pronto de verdad”, de manera que “antes de terminar el semestre” por lo menos una parte esté cerrada, ya que estos procesos son “largos” y “difíciles” y “no dependen solo de una parte”.

La presidenta del grupo de ingeniería y bienes de equipo ha puesto en valor que ya no se esté hablando de “entelequias” sino de “concreciones”.

Por su parte, Blanco ha afirmado que es “hora de enderezar de una vez el rumbo» y de sacar a Duro Felguera de la situación en la que ha estado demasiado tiempo, lo que ha implicado muchos sacrificios a inversores, acreedores y trabajadores, así como compromiso de la administración.

Duro Felguera obtuvo en el primer semestre de 2022 un beneficio neto de 1,3 millones de euros, frente a las pérdidas de 11,1 millones registradas en los seis primeros meses de 2021.

La multinacional asturiana elevó las ventas un 37 por ciento, hasta 54,8 millones, y obtuvo un resultado bruto de explotación (EBITDA) positivo de 7 millones de euros, frente a los números rojos de 13 millones del primer semestre de 2021.

Duro Felguera, que ha fijado entre sus principales objetivos el aumento de la contratación y la diversificación de negocios, aspira a alcanzar en 2027 un volumen de ventas de 750 millones, de acuerdo a su plan estratégico. EFE