El apoyo a renovables y transición justa se duplica y supera los 105 millones

Oviedo (EFE).- Las líneas de apoyo a las energías renovables y las destinadas a promover un proceso de transición energética justa en los territorios más afectados por el cierre de minas y centrales térmicas superarán el próximo año los 105,6 millones, más del doble de los recursos destinados este año a ese fin gracias a la incorporación de casi 85,9 millones de fondos europeos.

En total, serán 52 millones de euros más los que dispondrá en 2023 la Consejería de Industria, Empleo y Promoción Económica para poder cumplir con los acuerdos de concertación regional y abordar estrategias en materia de restauración de minas abandonadas, promover el autoconsumo, apoyar la movilidad eléctrica o mejorar la eficiencia energética.

Las ayudas a la movilidad eléctrica sumarán 18,2 millones; las de autoconsumo y renovables térmicas en el sector residencial, 26,9 millones; y las de renovables térmicas en diferentes sectores productivos, 2 millones más, mientras que para la restauración ambiental de tres minas del suroccidente asturiano se ha reservado una partida de 38,7 millones.

Éstas son algunas de las principales líneas de actuación reflejadas en el proyecto de ley de presupuestos del Principado para la Consejería de Industria, cuyo contenido ha sido desgranado hoy por su titular, Enrique Fernández, ante la Comisión de Hacienda de la Junta General del Principado.

El presupuesto de la Consejería de Industria para 2023 se elevará a 307,6 millones, un 37,5 % más que este año, una cuantía que permitirá destinar 116,5 millones a fomentar la inversión empresarial en un contexto de desaceleración de la economía, una partida que absorberá casi el 40 % de la cifra global de que dispondrá ese departamento.

Compromiso con el empleo

«Expresa un compromiso inequívoco con el empleo, la transformación y la promoción económica, que no abandona a nadie a su suerte y atiende las necesidades de las personas desempleadas, al tiempo que apoya tanto a la gran empresa, como a las pymes y autónomos reconociendo el papel tractor que ejercen en la economía», ha señalado el consejero.

Con ese fin, el Servicio Público de Empleo (Sepepa) dispondrá de un presupuesto de 158,61 millones, un 13,8 por ciento más, de los que 141,5 millones se destinarán a promover políticas activas de empleo, casi un 20 por ciento más que este año.

Entre otras novedades en el presupuesto, Fernández ha destacado el aumento del programa Ocúpate para jóvenes con escasa o muy baja formación, al que se destinarán 5,4 millones, y la puesta en marcha una nueva línea de ayudas, dotada con 1,2 millones, para apoyar la contratación en prácticas de jóvenes universitarios.

También aumentarán, hasta 14 millones, los fondos para planes locales de empleo y las ayudas a los municipios para la contratación de agentes de desarrollo local.

En cuanto al apoyo empresarial, el Instituto para el desarrollo económico del Principado (Idepa) verá incrementado su presupuesto un 16 por ciento, hasta casi los 45,7 millones, de los que tres millones se destinarán por primera ve a subvencionar proyectos de economía circular, especialmente de almacenamiento energético e hidrógeno verde.

Según el consejero, aunque se verán reducidas las partidas genéricas destinadas al apoyo a la transformación empresarial, el próximo año se verán incrementadas las dirigidas a digitalización y sostenibilidad del tejido empresarial.

Tanto el Idepa como la Dirección General de Energía, Minería y Reactivación incluirán en sus presupuestos las primeras partidas del Fondo de Transición Justa (FTJ), 6,6 millones procedentes de ese mecanismo habilitado por la Unión Europea para las regiones más afectadas por el proceso de descarbonización.

Así, Energía contempla 280.000 euros para asistencia técnica, 2,5 millones para restauración de infraestructuras mineras e industriales y 800.000 euros para sendas convocatorias en eficiencia energética y descarbonización de la industria.

El Idepa, por su parte, destinará 3 millones a las convocatorias de inversiones industriales en proyectos vinculados a la transición ecológica y la diversificación. EFE