El gasto sanitario por habitante superará por primera vez los 2.000 euros

Gijón (EFE).- El gasto sanitario per cápita en Asturias superará el próximo año por primera vez la barrera de los dos mil euros -2.131,9- al registrar un incremento del 7,4 por ciento respecto al ejercicio actual, el mismo porcentaje en que crecerá el presupuesto de la Consejería de Salud, que alcanzará los 2.126 millones de euros.

Dicha cuantía supondrá, también por primera vez, que las partidas destinadas a atención sanitaria consuman el 37,5 por ciento de la cuantía global de las cuentas autonómicas que alcanzan en el proyecto remitido por el Gobierno a la Junta General del Principado una cifra de 5.968 millones de euros, un 11,4 más que en 2022.

El presupuesto de la Consejería de Sanidad ha sido presentado hoy en Gijón por su titular, Pablo Fernández, que ha incidido en que sus principales características pasan por el aumento de la inversión y por la potenciación de la atención primaria y de la red de salud mental así como por el impulso a la innovación tecnológica.

Fernández, que ha comparecido en rueda de prensa junto a la gerente del Servicio de Salud (Sespa), Concepción Saavedra, ha destacado el incremento de la inversión prevista por su departamento, que crecerá en un 72,3 por ciento respecto a 2022 y alcanzará los 96,5 millones.

De esa cifra, de la que 72 millones se destinarán a obras en hospitales, la mayor cuantía está reservada para la primera fase de la ampliación y reforma de Cabueñes, iniciada este año y en la que está previsto invertir 38 millones a lo largo de 2023 a la vez que se acometen actuaciones en el Carmen y Severo Ochoa, San Agustín, Monte Naranco y Grande Covián.

La atención primaria, una prioridad

El consejero ha incidido además en que la atención primaria se mantiene como una de las prioridades al incrementar su partida en un 7,1 por ciento hasta alcanzar 578,1 millones, que suponen un 28,03 por ciento del gasto total de su departamento.

Además, ha recordado que se destinarán 4,8 millones a la compra de equipos (por ejemplo, ecógrafos, retinógrafos y dermatoscopios) que mejoren la capacidad de resolución en centros de salud y consultorios periféricos, así como partidas específicas para la formación de especialistas en Medicina Familiar y Comunitaria.

También se contemplan inversiones por 9,5 millones en la red de Primaria para iniciar la construcción de los centros de salud de Nuevo Roces (Gijón), Sotrondio (San Martín del Rey Aurelio) y La Pola (Lena) y aumentar la eficiencia energética de otros 17 equipamientos.

En cuando a salud mental, las partidas de los presupuestos en ese ámbito se elevan a 83,55 millones, un 4,9 por ciento más que este año, mientras que en lo relativo a la implantación de nuevas tecnologías se ha dispuesto una partida de 4,4 millones para habilitar salas digitales de rayos X en todos los hospitales públicos y en los centros de salud de La Lila (Oviedo), Puerta de la Villa (Gijón) y Sama (Langreo).

Esos medios permitirán, según Fernández, reducir el tiempo de exposición de los pacientes a la radiación y mejorar al mismo tiempo la calidad de la imagen mientras que se contará con una aportación de 13 millones de la segunda anualidad del Plan Inveat, cofinanciado con fondos europeos para otros equipos de alta tecnología.

La mayor parte de los fondos de que dispondrá la Consejería de Salud los gestionará el Sespa, que dispondrá de 2.064 millones, un 5,4 por ciento más que este año y un 20 por ciento más que en 2019 antes de que se detectaran los primeros casos covid, ha señalado Saavedra tras recordar que el contexto actual siguen aún marcado por la pandemia.

Con 977,5 millones, los gastos de personal representarán el 47,9 por ciento del presupuesto del Sespa en un ejercicio que, según la gerente, permitirá consolidar 2.165 plazas de eventuales estructurales que pasarán a ser interino mientras 4.793 puestos se estabilizarán gracias a la Oferta Pública de Empleo que se publicará en los próximos días. EFE