El Gobierno aprobará su proyecto de presupuesto para 2023 la próxima semana

Oviedo (EFE).- El Gobierno asturiano ha trasladado este miércoles a los grupos parlamentarios que la próxima semana aprobará el proyecto de presupuestos del Principado para 2023, que entrará en la Cámara autonómica el 1 de diciembre y deberá recibir su ratificación definitiva en la Junta General del Principado el día 30 del próximo mes, la misma fecha que en ejercicios anteriores.

De esta forma, según ha señalado la portavoz socialista, Dolores Carcedo, las comparecencias de los distintos consejeros se llevarán a cabo entre el 9 y el 16 de diciembre y el pleno para debatir y votar las enmiendas de totalidad que presenten los grupos se celebrará el 23 de diciembre.

El Gobierno tiene ya muy avanzado el acuerdo con IU, que cuenta con dos diputados, y con el parlamentario del Grupo Mixto, Armando Fernández Bartolomé, una cifra que sumada a los veinte escaños del PSOE garantizaría al Ejecutivo la aprobación del cuarto presupuesto de la legislatura.

No obstante, el Ejecutivo sigue reuniéndose tanto con esos grupos como con PP, Ciudadanos, Foro y Podemos, formación esta última con la que hoy mismo celebrará un nuevo encuentro para analizar las propuestas que le trasladó la semana pasada y que, según el presidente del Principado, Adrián Barbón, llegaban «tarde» a la negociación.

Las conversaciones seguirán abiertas

Según Carcedo, pese a tener casi cerrado el acuerdo con IU y el Grupo Mixto que aseguraría la aprobación de las cuentas, el Gobierno quiere mantener abiertas las conversaciones durante esta semana y a lo largo de la tramitación parlamentaria -cuando el margen de negociación ya es menor al estar fijadas las principales cifras del presupuesto- «para que salga con el mayor respaldo posible».

Así, el diputado y coordinador de IU, Ovidio Zapico, ha señalado que buscarán «afinar aún más las cuestiones pendientes» antes de que el presupuesto llegue a la Junta y de que se reúna la Coordinadora de la coalición para decidir el sentido del voto a las cuentas de 2023, previsiblemente favorable.

Para el portavoz de Podemos, Rafael Palacios, independientemente de los acuerdos a los que el Gobierno haya llegado con el resto de los grupos «y de los números finos que se estén escribiendo» y que ha asegurado desconocer, su grupo considera, como ya planteó ayer junto a CCOO, que los presupuestos deberían reflejar la mayoría de izquierdas existente en la Cámara.

«Ojalá la derecha condicione lo menos posible estos presupuestos como ya hizo con los del año pasado -aprobados con el respaldo de Cs y de IU- en los que se incluyeron recortes», ha subrayado Palacios, que ha lamentado además que, un año más, las cuentas se acaben votando el día 30 «con las uvas en la mano» pese a que la negociación arrancó esta vez a finales de septiembre.

Su homóloga del PP, Teresa Mallada, que mañana se reunirá con el Gobierno, ha lamentado la tramitación «atropellada» del proyecto pese a anunciar «a bombo y platillo» que se adelantaría; y que Asturias sea, a día de hoy, una de las tres comunidades sin presupuesto aprobado por su Ejecutivo y que se reserve una sola jornada para hacer comparecer en la Cámara a expertos de diversos ámbitos.

Desde Ciudadanos, su diputado Sergio García ha señalado que su grupo «están tan cerca del sí como del no» a los presupuestos dado que, al no contar con un borrador que incluya cifras, cualquier otra postura supone «un acto de fe ciega» y ha atribuido a la influencia de su partido el hecho de que las cuentas no incluyan subidas fiscales ni nuevos impuestos.

«Si hay dinero para hacer grupos parlamentarios de dos diputados o para recuperar un gasto superfluo como el CES (Consejo Económico y Social) también debería haberlo para aplicar rebajas fiscales», ha apuntado García respecto a la línea que debería seguir el presupuesto.

Vox ha vuelto a denunciar la vulneración de la ley que supone presentar los presupuestos fuera de plazo -según el Estatuto de Autonomía deberían llegar a la Cámara antes del último trimestre-, un aspecto en el que ha coincidido el portavoz de Foro, Adrián Pumares, que ha reprochado además al Gobierno que anteponga sus intereses a los de Asturias al buscar la «comodidad» a la hora de apoyarse en aquellos grupos «que más le facilitan» la aprobación de la cuentas.

El borrador que el Gobierno aprobará la semana que viene apunta a un presupuesto de unos 5.500 millones de euros, frente a los 5.354 del ejercicio actual, aprobados con el apoyo de Cs e IU y la abstención de Podemos mientras que los de 2021 tuvieron el respaldo de todos los grupos salvo PP y Vox y los de 2020 el de IU y la abstención de Foro y de una diputada de Ciudadanos. EFE