El Gobierno de Gijón retira las ordenanzas fiscales por falta de apoyos

Gijón (EFE).- El equipo de gobierno de Gijón, compuesto por PSOE e IU, ha decidido retirar el proyecto de modificación de ordenanzas fiscales para 2023 tras constatar la falta de acuerdos con los grupos de la oposición.

«Serán todos ustedes responsables de lo que pase con los servicios públicos», ha advertido en el pleno la portavoz de Hacienda, Marina Pineda, al resto de grupos políticos de la corporación después de no haber logrado alcanzar acuerdos para sacar adelante el proyecto en el que el gobierno proponía ajustes técnicos en cuanto a las bonificaciones en el IBI para inmuebles que instalen sistemas de aprovechamiento energético o cambios en los precios de las tarjetas de residente.

Pineda ha criticado la «hipocresía» de aquellos partidos que suben impuestos donde gobiernan mientras que en Gijón se oponen y la «demagogia electoralista» de esos otros que abogan por proteger los servicios públicos pero con su postura lo han impedido.

Pineda ha asegurado que la propuesta del ejecutivo local era «modesta» y solo contaba con «retoques» en materia de fiscalidad verde y los mínimos cambios indispensables para mantener las empresas municipales que prestan servicios esenciales, principalmente la empresa municipal de medio ambiente urbano (EMULSA), que el año pasado cerró con unas pérdidas de 3,4 millones de euros y este año va «por el mismo camino».

Pineda ha asegurado que el gobierno es «muy consciente» de que la situación económica está castigando duramente a muchas personas y por eso pretende garantizar la prestación de los servicios públicos. EFE

Edición web: Gorka Vega.