El parlamento da luz verde a la liquidación definitiva de la Fundación Metal

Oviedo (EFE).- El parlamento asturiano ha acordado hoy destinar un máximo de 3,2 millones de euros para la extinción y liquidación ordenada de la Fundación Metal, que podrá afrontar así la deuda que mantiene con proveedores y los 90 trabajadores de la entidad, que han estado 17 meses sin cobrar su salarios.

El patronato de la Fundación, constituida en 2003, acordó el pasado 27 de junio la liquidación de la entidad ante la imposibilidad de mantener sus fines fundacionales por la falta de liquidez y las deudas acumuladas y, en ese contexto, se establecieron las cuantías que los patronos debían aportar para cumplir con las obligaciones derivadas del procedimiento de extinción.

Algunos de los patronos, como los sindicatos UGT, CCOO y el Ayuntamiento de Gijón ya han aportado su parte, lo que se ha permitido iniciar el abono de nóminas y deudas con los trabajadores, mientras que el Ayuntamiento de Avilés liberará su parte una vez que lo haga el Principado.

El proyecto de ley que autoriza al Principado a hacer esa aportación ha salido hoy adelante en el pleno del parlamento autonómico con los votos de socialistas, Podemos e IU, la abstención de Vox y el Grupo Mixto y sin incluir ninguna de las cinco enmiendas que habían registrado populares, la formación naranja y el diputado Pedro Leal para, entre otras cuestiones, pedir que se auditasen las cuentas de la entidad.

El proyecto de ley para la liquidación ordenada y extinción de la Fundación para la Formación, la Cualificación y el Empleo en el Sector Metal de Asturias (Fundación Metal) se ha tramitado mediante lectura única, el procedimiento más rápido previsto en el Reglamento de la Junta General, y entrará en vigor al día siguiente de su publicación en el Boletín Oficial del Principado.

Sin alternativa ante los graves problemas de financiación

Según el consejero de Industria, Empleo y Promoción Económica, Enrique Fernández, aunque se hizo todo lo posible para mantener la continuidad de la fundación, no fue posible encontrar fórmulas que diesen solución a sus graves problemas de financiación y hubo que optar por este modelo de liquidación

Para el PP esta iniciativa no deja de ser «un bodrio» que incluye dos informes negativos del propio gobierno, que lleva al Principado a asumir el 89 por ciento de la «teórica deuda» de la Fundación cuando sólo cuenta con el 27,7 por ciento de participación, y con el que se trata de solventar de forma apresurada una entidad organizada como un cortijo sin control alguno.

Según el secretario general de los populares asturianos, Álvaro Queipo, se trata de hacer un chantaje al parlamento al que trasladan la responsabilidad que sus trabajadores puedan cobrar, aunque éstos ya lo han hecho.

El socialista Ramón Fernández Huerga, sin embargo, ha asegurado que quedan 54 trabajadores y otros 50 autónomos con contrato mercantil que no han cobrado todo y que el proyecto de ley aprobado hoy era la única fórmula viable para conseguir, frente al concurso de acreedores, que todos los empleados cobren todo lo que se les adeuda.

Ésta es la forma de poner fin de una vez por todas a esta situación y de que todos puedan cobrar sus deudas, ha coincidido el portavoz de Podemos, Rafael Palacios, que ha animado a los grupos de la derecha a presentar denuncias si creen que ha habido corrupción, mientras que desde IU, Ángela Vallina, ha afirmado que el buen fin de la subvención se vigilará desde la comisión liquidadora.

El resto de grupos de la oposición, sin embargo, han acusado al Ejecutivo de querer que el parlamento le saque las castañas del fuego tras una negligente actuación por parte del gobierno y de haber elaborado la iniciativa con datos parciales y sin conocer realmente a cuánto asciende al deuda de la Fundación Metal. EFE