El Principado aprueba la declaración ambiental del horno eléctrico de Arcelor

Oviedo (EFE).- El Principado ha concedido a ArcelorMittal la declaración de impacto ambiental favorable para la instalación de un horno eléctrico en la planta de Gijón dentro del proyecto para la descarbonización de su producción en Asturias, que aún está pendiente de la concesión de las ayudas europeas.

De acuerdo a la resolución publicada este martes por la Consejería de Administración Autonómica, Medio Ambiente y Cambio Climático en el Boletín Oficial del Principado de Asturias (BOPA), los antiguos convertidores de la fábrica podrán funcionar de manera simultánea con el futuro horno eléctrico de arco híbrido un máximo de un año.

Durante ese periodo, ArcelorMittal deberá «extremar los controles de sus emisiones en el entorno», establece la resolución, que también incide en las medidas para el control de los residuos a valorizar, la protección del suelo y de las aguas subterráneas, entre otros.

El plan presentado por ArcelorMittal en julio de 2021 planteaba una inversión de 1.000 millones de euros para reducir a la mitad las emisiones de su factoría de Gijón y otros 50 millones más en la acería de Sestao, en una iniciativa en la que se prevén movilizar unos 500 millones de euros en ayudas y subvenciones a la descarbonización.

Además, la siderúrgica estudia también la posibilidad de instalar un nuevo horno eléctrico en la de Avilés, según se anunció la multinacional meses después. EFE