El Principado invertirá 12,6 millones para evitar vertidos en el río Nora

Oviedo (EFE).- El Gobierno del Principado ha acordado este viernes destinar 12,65 millones de euros a la contratación de las obras del nuevo colector interceptor del río Nora, que entrará en servicio en 2026 para evitar los vertidos que se producen en episodios de lluvias intensas.

En la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno, la viceconsejera de Medio Ambiente y Cambio Climático, Nieves Roqueñí, ha resaltado que esta «gran inversión» servirá para sustituir el actual colector, que tiene más de 40 años, por otro doble que permitirá realizar labores de mantenimiento sin interrupción del servicio.

La actuación comenzará el año que viene y se desarrollará en el tramo comprendido entre el aliviadero norte de Oviedo, en La Corredoria, y la estación depuradora de aguas residuales (EDAR) de Villapérez, la mayor de Asturias.

La nueva infraestructura, que se licitará en las próximas semanas con un plazo de ejecución de 34 meses, dará servicio a Sariego, Siero y gran parte de Oviedo, tanto a las zonas urbanas como a los polígonos industriales.

El colector conducirá los vertidos fecales hasta la depuradora y evitará el impacto en la calidad del agua que se produce por desbordamientos irregulares al cauce del Nora en periodos de lluvia intensa.

Ampliación de la capacidad hidráulica

Con esta finalidad, se ampliará la capacidad hidráulica del sistema de saneamiento con un margen de seguridad suficiente para asumir nuevos incrementos y posibilitar futuros desarrollos urbanísticos o industriales, ha añadido Roqueñí.

La depuradora de Villapérez es la mayor instalación de tratamiento de aguas residuales de Asturias, donde se tratan los vertidos de Sariego, Noreña, Siero, Llanera y la mayor parte de Oviedo.

El colector actual carece de capacidad hidráulica suficiente, por lo que con frecuencia se producen alivios al medio natural en el entorno del Nora, y su diseño, de conducto único, imposibilita las labores de mantenimiento habituales en este tipo de instalaciones.

La actuación proyectada, de casi 2.100 metros de longitud, se ejecutará en hormigón armado y dispondrá de dos conductos similares de 2,60 metros de ancho por 1,75 de profundidad, que proporcionarán una capacidad de transporte de 7.000 litros por segundo.

Con la tipología de doble conducto y las estaciones de control intercaladas en el colector, se podrán desarrollar labores de mantenimiento sin interrumpir el servicio.

La nueva infraestructura será cofinanciada por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional (Feder). EFE