Entra en servicio la segunda calzada de la A-63 entre Salas y El Regueirón

Salas (EFE).- Los casi cinco kilómetros que conforman la segunda calzada de la autovía A-63 entre Salas y el viaducto de El Regueirón han entrado este lunes en servicio, unas obras que han contado con una inversión total de 8,5 millones de euros.

La delegada del Gobierno en Asturias, Delia Losa, el consejero de Medio Rural y Cohesión Territorial, Alejandro Calvo, y la jefa de Demarcación de Carreteras del Estado en el Principado, Mireya Muñoz, han intervenido hoy en el acto de apertura de este tramo.

La inversión total realizada asciende a 8,5 millones, que se eleva a 10,7 millones se si suman las obras de emergencia ejecutadas para volver a levantar el puente de La Barrosa.

Estas obras conseguirá dar continuación al tramo Cornellana–Salas de la autovía A-63, actualmente en ejecución y con la previsión de que finalice a finales de 2023, dotando de plena funcionalidad de autovía al tramo Salas–La Espina en sus primeros cinco kilómetros hasta el viaducto de El Regueirón.

Puesta en servicio de la segunda calzada del tramo Salas-El Regueirón de la A-63. EFE/ Eloy Alonso.

La sección tipo de la segunda calzada tiene dos carriles de 3,5 metros de anchura y arcenes exterior e interior de 2,5 y un metros, de anchura y berma exterior de un metro de anchura, con una mediana de cuatro metros.

Las obras han incluido la adecuación de dos viaductos: Nonaya y El Regueirón y la ejecución del paso inferior de la Barrosa en la segunda calzada.

A ello se han sumado diversas obras complementarias, como la reposición del desvío provisional de la N-634 junto al estribo del viaducto Nonaya, el encauzamiento del río Nonaya, la adaptación de obras de drenaje transversal entre el viaducto de El Regueirón y La Espina y la ejecución de tres lechos de frenado.

Una segunda calzada «muy esperada» tras los «retrasos»

Losa ha asegurado que la segunda calzada era «muy esperada», después de los «retrasos» que ha acumulado debido circunstancias económicas y también técnicas.

Tras reconocer las «muchas decepciones» sufridas por los vecinos de la zona, la delegada del Gobierno ha recordado que desde que comenzaron las obras del primer tramo de la A-63 se han invertido 650 millones de euros en la infraestructura: 487 millones en los gobiernos de Pedro Sánchez y José Luis Rodríguez Zapatero, y 114 millones de euros en los Ejecutivos de José María Aznar y Mariano Rajoy.

Por su parte, la jefa de Demarcación de Carreteras de Estado, Mireya Muñoz, ha afirmado que la apertura del tramo permite «dar un paso» en la mejora de las comunicaciones, y ha agradecido a los usuarios su «paciencia y comprensión por las molestias» que ha generado unas obras de esta envergadura.

Calvo ha señalado que los problemas de la red viaria del Estado en Asturias se van solucionando, al tiempo que ha comentado que la revisión del proyecto de El Regueirón a La Espina se llevará a cabo entre 2023 y 2024. EFE