Excarcelado un condenado por violación por la ley del «sólo sí es sí»

Oviedo (EFE).- La Audiencia Provincial ha ordenado la salida de prisión de un hombre que fue condenado a 7 años de cárcel por agresión sexual tras la reducción de la pena por la entrada en vigor de la conocida como ley del «sólo sí es sí», lo que supone la primera vez que un tribunal asturiano excarcela a un preso por la nueva norma.

La Sección Segunda de la Audiencia Provincial ha dictado un auto en el que ordena la excercelación del condenado, que cumplía la pena en el centro penitenciario Monterroso, en Lugo, así como su expulsión de España durante diez años.

El hombre, M.B., fue condenado por la misma sala de la Audiencia en abril de 2018 por un delito de agresión sexual mediante acceso carnal a siete años de cárcel y a otros siete de alejamiento y libertad vigilada.

El tribunal acordó el pasado 23 de diciembre revisar la condena tras la entrada en vigor de la Ley de garantía integral de la libertad sexual y rebajó la pena de prisión de siete a seis años.

Tras ello, se aprobó una nueva liquidación de condena de la pena privativa de libertad, con fecha de extinción de este lunes, 23 de enero.

Dificultades de reinserción

La Junta de Tratamiento del Centro Penitenciario de Monterroso había propuesto a la Audiencia la sustitución de la libertad vigilada impuesta en sentencia por la expulsión del territorio nacional al entender que concurrían factores que dificultaban notablemente sus posibilidades de reinserción en España.

Según detallaba la propuesta, el penado se encuentra en situación irregular en España; carece de vinculación familiar, así como de trabajo y de posibilidades laborales en el país; ha tenido buena conducta penitenciaria y ha realizado el programa específico de tratamiento para el control de agresiones sexuales «con buen aprovechamiento y toma de conciencia de las consecuencias de su conducta».

El tribunal de la Audiencia entiende que concurren los presupuestos legalmente exigidos para proceder a la sustitución de la pena por la expulsión, algo a lo que el penado se ha mostrado conforme y a lo que la Fiscalía no se ha opuesto. EFE