Fien deja ríos crecidos, vías cortadas, clases suspendidas y árboles caídos

Oviedo, 17 ene (EFE).- La borrasca Fien que mantiene en alerta a prácticamente todo el país ha dejado este martes en Asturias unas precipitaciones de récord, que han obligado activar el plan de inundaciones por la crecida de cauces, y rachas de viento de hasta 133 kilómetros por hora, que han provocado la caída de árboles y argayos en una jornada en la que el tránsito por las carreteras también se ha visto dificultado por la nieve.

El cierre de los tres colegios y de la escuela de cero a tres años que hay en casco urbano de Villaviciosa ante la crecida del río Linares ha sido uno de los incidentes más destacados que ha dejado este temporal de lluvia, nieve, viento y fuerte oleaje.

Los alumnos de estos tres colegios volverán mañana a sus clases, no así los del IES Aurelio Menéndez, y San Jorge, los dos centros escolares con los que cuenta el colegio de Ibias, que mañana permanecerán cerrados por las malas condiciones que presentan los accesos ante la nieve caída en las últimas horas.

Un hombre camina por una de las inundadas calles de Villaviciosa. EFE/ Eloy Alonso

La nieve ya hizo acto de presencia en zonas altas de la comunidad desde la pasada noche, si bien a medida que avanzó la jornada la cota fue bajando hasta los 300 metros y a media tarde llegó a caer en las inmediaciones de la capital asturiana, en el Monte Naranco.

La presencia de la nieve y la ventisca también condicionó hoy el rescate de un ganadero que se sintió indispuesto cuando se encontraba en el monte en las proximiades de Javariega, en el concejo de Cabrales, una zona sin acceso que obligó a movilizar al Grupo de Montaña de la Guardia Civil y a un equipo de bomberos.

Durante la tarde, la nieve imponía ya el uso de cadenas en 21 puertos de montaña, entre ellos San Isidro, El Palo, Tarna, Cerredo, El Acebo, Somiedo o San Lorenzo, y dejaba intransitables otros dos, el del Connio y Tarna.

Las cadenas también eran necesarias en doce carreteras de la red autonómica, donde otras dos carreteras, como es habitual durante los temporales, quedaban cortadas: el acceso a Los Lagos de Covadonga, y el tramo Tuiza-Puerto de La Cubilla, en Lena.

Además, en la red principal de carreteras, el Puerto de Pajares (N-630) quedaba cortado a última hora de la tarde para camiones y vehículos articulados, mientras que los turismos y autobuses veían limitada su velocidad a 60 kilómetros por hora.

Las condiciones meteorológicas adversas también provocaron que a las 15:00 horas quedase cortada la circulación de trenes en la línea de ancho métrico que une Gijón con Ferrol, vía que ya se vio afectada durante la mañana entre Veriña y Perlora por la caída de un árbol.

Un árbol caído en una zona de aparcamiento de Gijón. EFE/Juan González.

Precisamente, la caída de árboles, ramas y cascotes han centrado hoy la mayoría de las intervenciones del Servicio de Prevención del Ayuntamiento de Gijón, que también tuvo que actuar en la inundación de un garaje en la calle Álava.

El viento también derribó varios árboles en la zona rural de Oviedo y llevó a cerrar al público el Campo de San Francisco, mientras que en Avilés tumbó más de una decena en los parques de Ferrera y La Magdalena que causaron daños en algunos vehículos, y echó abajo un poste de telefonía.

Según la delegada del Gobierno, Delia Losa, el temporal no ha provocado incidentes graves en vías férreas y carreteras estatales, que han visto activado en el nivel de preemergencia el Plan de viabilidad invernal, que tiene a su disposición 52 máquinas quitanieves.

Asturias se encontraba este martes en alerta naranja por nieve y oleaje y en aviso amarillo por lluvia y viento por un temporal que afecta a prácticamente todo el país.

El viento se dejó notar especialmente en el litoral, donde llegaron a registrarse olas de casi 10 metros de altura, y rachas de 133 kilómetros por hora en Cabo Busto y de 108 en el Cabo Peñas, Cabrales y el aeropuerto.

Desde ayer se están registrando también precipitaciones récord, como es el caso de Gijón que entre ayer y las 18:00 horas de hoy había acumulado 113,6 litros por metro cuadrado en la estación del campus, o de Salas, donde en el mismo periodo se alcanzaron los 126.

Las intensas lluvias a lo largo de todo el territorio han favorecido la crecida de los ríos, las mayores de ellas a lo largo de la mañana en el Narcea, a su paso por Corias, en Cangas del Narcea; Linares, en Villavicioa; y el Cares, en Mier (Peñamellera Alta), si bien su evolución fue mejorando a lo largo de la jornada. EFE