Gijón ultima las pistas para la ATP, con más del 60% de las entradas vendidas

Gijón (EFE).- La venta de entradas para presenciar el Torneo ATP 250 Gijón, que se disputará del 8 al 16 de octubre en la ciudad asturiana, supera el 60 por ciento de las cerca de 29.000 localidades ofertadas, mientras se ultiman los trabajos para la instalación de las pistas en el palacio de los deportes de La Guía para acoger la competición.

Además, ya están prácticamente finalizadas las canchas en el Grupo Covadonga en las que se celebrarán los entrenamientos.

El presidente de la Federación de Tenis del Principado, Fernando Castaño, ha declarado a Efe que ninguna de las personas que hace cuatro meses sacaron una entrada «podían soñar» con ver una competición con un cuadro como el que habrá en Gijón.

La venta de entradas «va muy por encima» de lo esperado sobre las 29.000 localidades puestas a la venta, con un aforo de 5.000 diarias, y ya no hay entradas para la final.

La clave para que el Torneo ATP 250 haya sido concedido a Gijón ha radicado en el trabajo «conjunto» realizado por las federaciones española y asturiana y el Ayuntamiento de la ciudad desde hace «muchos meses», cuando surgió la «oportunidad remota» de que se le concediera una licencia a la nacional, que buscó una ciudad de «perfil medio».

«Entre todos construimos lo que dentro de unos días vamos a poder disfrutar todos los aficionados al tenis», ha dicho Castaño, que ha valorado «haber estado en el sitio adecuado en el momento justo».

Carreño, «un orgullo y una satisfacción»

Para el máximo responsable de la territorial asturiana, el medallista olímpico Pablo Carreño, uno de los tenistas que disputarán el torneo es un «trabajador incansable que siempre ha estado en el top 15 o 20, sin bajar de ahí, algo que es muy difícil en los años que lleva en la élite».

Le ha definido como «un ejemplo, un orgullo y una satisfacción», y le ha considerado el «representante» en el tenis profesional en el mundo y un «embajador de la marca Gijón, Grupo Covadonga y Asturias allá donde va».

«Cada vez que viene a su tierra natal jamás tiene un mal gesto, entrena, pelotea con los niños, siempre está disponible para cualquier cosa que se le reclama», como para la organización del ATP 250 Gijón, sobre el que el presidente de la Federación asturiana ha revelado que le ha consultado «muchas cosas», a cuyas dudas ha dado «consejo desde el punto de vista profesional».

«En España somos unos privilegiados en el tenis, ya que si bien no somos una potencia mundial en el número de licencias o instalaciones comparado con países como Estados Unidos, Francia o Australia, somos récord en top 100 al ser la nación con mayor número de deportista en ese rango», ha afirmado.

El presidente de la Federación de Tenis del Principado de Asturias, Fernando Castaño. EFE/Juan González.

Castaño ha asegurado que España da «envidia» por contar con el elenco de tenistas que posee en la actualidad, y ha añadido que uno de los motivos que ha llevado a la ATP a conceder este torneo, una de las cuatro licencias mundiales tras la cancelación de la gira asiática, ha sido que la Federación Española cuenta con una «importante pirámide» de torneos, lo que hace que un jugador «no tenga que salir del país para participar en competiciones importantes».

Montar una miniciudad para ocho días

La disputa del Torneo ATP 250 en Gijón implica «montar una miniciudad para ocho días», ha explicado Castaño en referencia a los comedores parta staff, recogepelotas y voluntarios; las salas para ATP y antidoping, el espacio para el trabajo de los fisioterapeutas y los jueces, además del espacio para comunicación, con setenta medios internacionales acreditados.

Acondicionamiento del Palacio de Deportes de Gijón. EFE/Juan González.

El ritmo de instalación de las instalaciones que acogerán la cita tenística va «muy bien», ha señalado el dirigente, que ha expresado la preocupación que les causaba la demanda que marca la ATP, que cuenta con un pliego «mucho más exigente» que la Copa Davis.

El proyecto arrancó con Carreño y Bautista, ha detallado Castaño, que ha alabado el trabajo «espectacular» realizado por el director del torneo, Tomás Carbonell, con los representantes y los propios jugadores para que Gijón vaya a reunir un cartel «superior a un ATP 500».

«Presumo de que tenemos un cuadro mejor que el que había en el Godó», ha dicho en alusión, entre otros, a Andrey Rublev, a lo que ha unido «alguna sorpresa muy buena en los próximos días».

También ha citado a los estadounidenses Tommy Paul, que ha ganador dos veces a Carlos Alcaraz, y Sebastian Korda, que también ha vencido a Alcaraz y a Rafa Nadal. EFE

Edición web: Gorka Vega.