La estación de Valgrande-Pajares abre otro etapa con su nueva telecabina

Estación de Valgrande-Pajares (Lena) (EFE).- La estación invernal de Valgrande-Pajares abrirá mañana una nueva etapa que la convertirá en una instalación dedicada tanto al esquí como a otros deportes de montaña con la entrada en servicio de la nueva telecabina en la que se han invertido 10 millones de euros para desestacionalizarla y convertirla en referencia turística y de ocio alternativo.

La telecabina, ejecutada por la empresa Doppelmayr Selbanhnen y financiada con cargo a los fondos mineros -el Gobierno central aportó el 75 % y el asturiano el 25 % restante-, permitirá llevar a los esquiadores directamente desde el pie de pistas a la zona alta de la estación de esquí, la más antigua de la Cordillera Cantábrica y la tercera de España y que entró en servicio en 1954.

De esta forma, con la nueva instalación se podrá acceder a prácticamente todas las pistas de Valgrande Pajares -38 con 22,5 kilómetros esquiables- y posibilitará también que los amantes del mountain bike puedan llegar a la cima y hacer senderismo o lanzarse ladera abajo.

A la nueva telecabina se ha subido hoy el presidente del Principado, Adrián Barbón, que ha participado en el acto inaugural de las nuevas instalaciones junto a la delegada del Gobierno en Asturias, Delia Losa; a la consejera de Cultura del Principado, Berta Piñán; a la alcaldesa de Lena, Gema Álvarez, y al presidente de la Cámara de Comercio de Oviedo, Carlos Paniceres.

Para Barbón, la inversión acometida en Valgrande-Pajares es «un ejemplo de la buena política» por parte de dos administraciones que lograron desbloquearon unos 90 millones de euros de fondos mineros para Asturias y destinar diez de ellos a un proyecto que permite «soñar en grande».

Una estación no sólo para los asturianos

Además, ha destacado la colaboración público-privada para impulsar esta iniciativa tras el estudio de impacto económico realizado por la Cámara de Comercio en torno al futuro de una estación que, ha subrayado, debe ser «para todos los asturianos y no sólo para los esquiadores».

Tanto el jefe del Ejecutivo asturiano como el resto de participantes en la inauguración han coincidido además en señalar que este proyecto homenaje además a la figura de Chus Valgrande, pionero del esquí en el Principado e impulsor y director de la estación hasta 1987 -«un visionario capaz de entender va en una dirección que el resto no vemos», según Barbón- y fallecido hace 25 años.

Además de la puesta en marcha del nuevo remonte principal, el plan de modernización de Valgrande-Pajares, ubicada en el límite entre Asturias y León y que tuvo en la pasada temporada casi 70.000 usuarios, ha supuesto también la actualización de los existentes y la adopción de medidas para mejorar la eficiencia energética de las instalaciones. EFE