La Estrategia de Especialización Inteligente moviliza 314 millones hasta 2027

Oviedo (EFE).- El Consejo de Gobierno ha aprobado este viernes la Estrategia de Especialización Inteligente (S3) de Asturias, que fijará los programas en los que el Principado concentrará los recursos destinados a I+D+i y que movilizará más de 314 millones hasta 2027.

La Consejería de Ciencia, Innovación y Universidad, con el apoyo del Instituto de Desarrollo Económico del Principado (Idepa), traza con esta estrategia la hoja de ruta del cambio del modelo productivo del Principado de la mano de la ciencia y de la innovación, ha informado el Ejecutivo.

La S3, que sustituye a la RIS3, es indispensable para optar a financiación del Fondo Europeo de Desarrollo Regional (Feder) y ha obtenido el visto bueno de la Comisión Europea.

Le documento fija entre sus ámbitos de especialización la agroalimentación, el envejecimiento activo y saludable, el patrimonio y biodiversidad, la energía y circularidad y la industria inteligente y resiliente.

Incluye, además, diez líneas de actuación, dos por ámbito, y 22 retos, con el objetivo de concentrar la inversión de fondos en proyectos a medio y largo plazo que generen alto valor añadido y empleo de calidad.

Futura Agencia de Ciencia

La futura Agencia de Ciencia, Competitividad Empresarial e Innovación será la encargada de gestionar, con el apoyo de las entidades adscritas, las convocatorias ligadas a cada ámbito de especialización.

La S3 parte de una inversión de 314,4 millones en siete años (2021-2027), con un presupuesto medio de 44,9 millones anuales.

La mayor parte del presupuesto procede del Principado (215,5 millones), seguido de la aportación los fondos Feder (62,4 millones), del Fondo de Transición Justa (31,1 millones) y de planes complementarios (5,4 millones).

Por un lado, se impulsarán programas de apoyo a las empresas para proyectos de I+D+i, fortalecimiento del ecosistema industrial y del emprendimiento innovador, que contarán con 103,9 millones de euros.

También se fomentará la transferencia de conocimiento y tecnología, que persigue promover la innovación abierta, la colaboración público-privada y la internacionalización del sistema de ciencia e innovación, a lo que se dedicará 111,6 millones.

Además, se destinarán 53,7 millones para programas de capacidad investigadora y talento, que incluye la atracción de investigadores que dispongan de una excelente trayectoria.

Elevar la aportación privada a la I+D+i

Las inversiones asociadas a la doble transición, con el objetivo de elevar la aportación privada a la I+D+i, incrementar el número de empresas innovadoras y la digitalización del sector productivo, contarán con 45,2 millones.

Tanto los ámbitos de especialización como los programas que se impulsarán responden a una serie de objetivos como incrementar la inversión privada en I+D+i, aumentar el número de empresas innovadoras, fomentar la colaboración intersectorial, mejorar la transferencia de tecnología, apoyar el emprendimiento y la internacionalización de la ciencia, y favorecer el desarrollo de una industria neutra en carbono, circular y competitiva.

El consejero de Ciencia, Innovación y Universidad, Borja Sánchez, ha subrayado que la S3 es una «herramienta clave» y «necesaria» que ha sido diseñada a través de un «largo proceso participativo» con el objetivo de guiar el camino de Asturias hacia «una economía basada en el conocimiento científico tecnológico». EFE