La producción industrial asturiana cae por primera vez tras 18 meses al alza

Oviedo (EFE).- La producción de la industria asturiana bajó en septiembre un 5,7 por ciento en relación al mismo mes del año pasado, la primera caída tras dieciocho meses consecutivos de subidas interanuales, según el índice mensual elaborado por la Sociedad Asturiana de Estudios Económicos e Industriales (Sadei).

El Índice de Producción Industrial de Asturias (IPIA) refleja un incremento en los nueve primeros meses del año del 5,3 por ciento.

En su análisis coyuntural, Sadei apunta que «los peores augurios se han ido cumpliendo y la siderurgia, uno de los pilares del sector», ha visto la parada de uno de los hornos altos de ArcelorMittal «ante una situación que el propio sector califica «de adversa y compleja».

Esta decisión, incide, «no solo repercute en sus propias cifras y en las de su industria auxiliar sino que también afecta, en mayor o menor medida, al resto del entramado metálico regional al generar incertidumbre sobre la disponibilidad en plazos razonables de su principal materia prima, el acero».

Además de esta parada, otras actividades que crecían a un ritmo elevado, como las químicas o las agroalimentarias, también «comienzan a acusar la complejidad de la actual coyuntura», incide el informe.

«No todo el panorama es negativo»

No obstante, precisa que «no todo el panorama es negativo» porque el segmento de fabricación de elementos para el sector de las energías renovables conserva «el tono», mientras las ingenierías incrementan su cartera internacional y la industria naval «continúa en un gran momento en cuanto a demanda y carga de trabajo».

Otra circunstancia positiva, añade, es que la crisis iniciada en 2021 por la escasez de chips semiconductores parece momentáneamente superada, «lo que aliviará la situación de muchas actividades condicionadas por esta escasez».

Por ramas de actividad, la mayor caída de la actividad correspondió a Industria química, con un 13,5 %, seguida de Fabricación de productos metálicos, con un 12,6 %, y Metalurgia y Energía eléctrica, gas y agua, con un 9,9 % en ambos casos.

También cayó, aunque en menor medida, la producción de Industrias extractivas, un 6 %; Otras industrias manufactureras, un 4,5 %, y Alimentación, bebidas y tabaco, un 1,4 %.

Frente a ello, sólo subió la producción de Otros productos minerales no metálicos, un 7,4 %, e Industria transformadora de los metales, un 4,8 %. EFE

Edición web: Gorka Vega