Los alcaldes asturianos reclaman unidad en favor del crecimiento de la región

Gijón (EFE).- Los alcaldes de Oviedo, Gijón y Avilés han celebrado este jueves el tradicional brindis navideño en el que han apostado por la unidad de los diferentes concejos en favor del crecimiento de Asturias en la vuelta a la normalidad tras un mandato marcado la crisis derivada de la covid-19 y las consecuencias de la invasión de Ucrania.

En el brindis, que los regidores han celebrado presencialmente en el Ayuntamiento de Gijón tras dos años de parón debido a las restricciones sanitarias, los alcaldes han apostado por un buen 2023 que estará marcado por las elecciones municipales y autonómicas del mes de mayo.

“El derrotismo no es una opción y confío en un mañana mejor pues nunca llovió que no escampara”, ha afirmado la presidenta de la Federación Asturiana de Concejos (FACC) y alcaldesa de El Franco, Cecilia Pérez, quien ha brindado por el 2023 tras una legislatura marcada por dos “profundas crisis”.

A pesar del duro mandato los ayuntamientos no han olvidado los “deberes pendientes”, ha asegurado Pérez, quien ha destacado la necesidad de reformar la financiación local, una “reivindicación prehístórica” de los ayuntamientos y “piedra angular y clave de bóveda”.

“Que crezca Asturias, que crezca de manos de los alcaldes”, ha destacado el alcalde de Oviedo, Alfredo Canteli, quien ha abogado por la unión de las diferentes ciudades de la región frente a los “aislamientos que antes se producían”.

Canteli ha puesto en valor el tirón turístico de la capital asturiana, que repercute en el resto de concejos, y ha llamado a pelear porque “cada vez venga más gente a Asturias”.

La anfitriona, la alcaldesa de Gijón, Ana González, ha considerado que “una de las grandes lecciones de este mandato” reside en que los diferentes concejos juntos son “más fuertes” y hacen mejor las cosas.

No es olvidarse de las singularidades de cada concejo, ha dicho, sino de ser consciente de que los diferentes territorios tienen “más en común que lo diferente” y buscan el mismo objetivo que es lograr que los ciudadanos tengan un buen proyecto de vida.

Tras tres años “complicados”, la alcaldesa de Gijón ha brindado por un buen 2023 y ha deseado buena suerte a sus homólogos en las elecciones de 2023 a las que ella no concurrirá.

Con la vista puesta en las crisis que han marcado el mandato, la alcaldesa de Avilés, Marivi Monteserín, ha afirmado que a lo largo de estos años se ha puesto de manifiesto la importancia de una política local “que sea ágil, esté atenta y cumpla los objetivos de ser escudo social de la ciudadanía” cuando hay dificultades.

La regidora ha afirmado que este mandato ha coincidido con una serie de cambios a nivel global, que ha esperado que lleguen en un momento de “fortaleza” y que esa “disrupción empresarial” y búsqueda de la autonomía energética favorezca a la región a pesar de que ya están bien colocada en ese camino.

Además, ha brindado por que esos cambios ayuden a alcanzar objetivos como la lucha contra el reto demográfico, el mantenimiento de la actividad productiva e industrial y la cobertura a las empresas y familias que lo necesiten.

En un acto en el que han estado presentes otros alcaldes de la región como los de Mieres, Siero, Corvera, Villaviciosa o Langreo, los alcaldes y la presidenta de la FACC se han intercambiado los tradicionales regalos.

Canteli ha traído unos bombones de Peñalba, Ana González una caseta de la playa, Monteserín un bollo de Pascua y Cecilia Pérez un kit de semillas. EFE