Los precios industriales cayeron en Asturias un 1,6 % interanual en diciembre

Madrid/Oviedo (EFE).- Los precios industriales bajaron en Asturias en diciembre un 1,6 por ciento en tasa interanual por el componente de la energía, en contraste con la subida del 8,7 por ciento registrada el mes anterior, según los datos publicados este miércoles por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

En concreto, los precios industriales se redujeron en el Principado un 12 por ciento interanual en la energía, mientras que subieron un 19,3 por ciento en los bienes de consumo; un 4,4 por ciento en los de equipo, y un 1,3 por ciento en los intermedios.

En el conjunto del país, el incremento de los precios industriales en España se volvió a moderar en diciembre, al subir un 14,7 % interanual, la tasa más baja desde abril de 2021 y 6 puntos por debajo de la tasa registrada en noviembre (20,7 %), debido al abaratamiento de la producción y transporte de energía eléctrica.

De acuerdo con los datos del índice de precios industriales (IPRI), la inflación industrial lleva ocho meses a la baja (con excepción de agosto) desde el 47 % marcado en marzo, que supuso un récord en la serie histórica.

La moderación de diciembre se debe al menor incremento de los precios de la energía, con una tasa del 22,8 %, casi 15 puntos por debajo de la de noviembre, causada sobre todo por el descenso de los precios de la producción, transporte y distribución de energía eléctrica, que aumentaron en el mismo mes de 2021.

En el sector de la energía también tiraron a la baja, aunque en menor medida, el refino de petróleo, cuyos precios bajan más de lo que lo hicieron en diciembre de 2021, y al alza el encarecimiento de la producción de gas y la distribución por tubería de combustibles gaseosos, frente al descenso registrado un año antes.

Los bienes intermedios también influyen en la moderación del IPRI, con una tasa 2,5 puntos más baja, hasta el 10,6 %, debido al abaratamiento de la fabricación de productos químicos básicos, compuestos nitrogenados, fertilizantes, plásticos y caucho sintético en formas primarias y la fabricación de productos básicos de hierro, acero y ferroaleaciones.

Entre los sectores industriales con influencia positiva, destacan los bienes de consumo no duradero, cuya variación se sitúa en el 14,6 %, una décima por encima de la del mes anterior, como consecuencia del encarecimiento de la fabricación de aceites y grasas vegetales y animales.

Las ramas de actividad con mayores incrementos de precios fueron coquerías y refino de petróleo (35,4 %), la industria de la alimentación (20,5 %), la industria de papel (18,6 %) y la industria de la madera y del corcho (excepto muebles), la cestería y espartería (16,3 %), detalla el INE.

LA INFLACIÓN INDUSTRIAL SUBIÓ UN 35,5 % EN 2022

Los precios industriales subieron un 35,5 % de media durante 2022, su mayor aumento desde el inicio de la serie histórica, en 1975, según el Instituto Nacional de Estadística.

Mientras tanto, la tasa de variación anual del índice general sin energía disminuye más de un punto, hasta el 11,1 %, y se sitúa más de tres puntos y medio por debajo de la del IPRI general.

En tasa mensual, el IPRI baja un 1,7 % y los sectores que tienen repercusión negativa son la energía, con un descenso del 4,8 %, y los bienes intermedios, que disminuyen un 1,1 %, mientras que tiran al alza los bienes de consumo no duradero, que presenta una variación del 0,8 %.

La tasa anual del IPRI disminuye en diciembre en todas las comunidades autónomas, sobre todo en Islas Baleares, con una tasa que se sitúa en el 1,3 %, 11,9 puntos porcentuales menos que en noviembre (13,2 %); así como en Canarias, 11,4 puntos menos, y Asturias, donde bajó un 10,3 puntos, y en ambos casos la tasa se redujo hasta el 1,6 %. EFE