Los vecinos de Torrecaballeros se vuelcan en la despedida a la niña Olivia

Segovia, 1 nov (EFE).- La localidad de Torrecaballeros (Segovia) se ha volcado este martes en el funeral y posterior entierro de la niña Olivia, de seis años, por cuyo fallecimiento está detenida su madre, y que ha causado una honda conmoción tanto en este municipio de 1.400 habitantes como en Segovia en general.

Eugenio García Martínez, padre de Olivia, la niña de seis años que fue encontrada muerta el pasado domingo en el piso de Gijón donde residía con su madre, que ha sido detenida, durante un homenaje que ha recibido hoy en esta localidad segoviana donde residen los abuelos y otros familiares de 'La pirata', como se la conocía'. EFE/Pablo Martín

El funeral ha tenido lugar a las 16:30 horas en la iglesia San Nicolás de Bari, que se encontraba abarrotada de vecinos de la localidad, mientras que muchos otros han tenido que quedarse en la calle debido a la elevada asistencia.

El párroco Juan Agudo ha sido el encargado de oficiar la homilía, concelebrada por otros tres sacerdotes claretianos, y en ella ha dicho que el recuerdo de la pequeña, conocida cariñosamente como ‘La pirata’, pervivirá para siempre.

En los primeros bancos se ha situado el padre de la niña, Eugenio García Martínez, junto a los abuelos paternos, María del Carmen y Eugenio, la tía, Inma, así como otros familiares arropados por numerosos vecinos de la localidad donde Olivia solía pasar temporadas,

Todos ellos han apoyado también la concentración de esta mañana, donde han mostrado muestras de cariño a los familiares de la pequeña, además de una palpable consternación por el suceso.

Tras el funeral, familiares y acompañantes han seguido al vehículo fúnebre y han realizado el recorrido a pie hasta el cementerio, unos dos kilómetros, y allí se ha rezado un responso y se ha dado sepultura a los restos mortales de la niña.

Sobre el féretro se han colocado muñecos de peluche y otros objetos personales de Olivia, además de numerosas coronas y ramos de flores.