Matos Moctezuma: Cada objeto permite conocer el pasado y aprender de errores

Oviedo (EFE).- El arqueólogo Eduardo Matos Moctezuma, Premio Princesa de Asturias de Ciencias Sociales 2022, ha asegurado este martes que todos los objetos hallados en sus investigaciones en torno al mundo prehispánico mexicano tienen su «propio contenido histórico», descubrimientos que permiten conocer el pasado y aprender de sus lecciones para «no incurrir en los errores del presente».

«Una de las grandes enseñanzas de la historia de la arqueología es ver cómo fuimos, porqué fuimos y qué somos ahora», ha señalado en una rueda de prensa el científico tres días antes de recibir en Oviedo el galardón por su «extraordinario rigor intelectual» y su «excepcional contribución» al conocimiento de las sociedades y culturas prehispánicas.

El fundador del Proyecto Templo Mayor, que reveló al mundo el antiguo centro ceremonial o «Recinto Sagrado» que los aztecas edificaron en la antigua Tenochtitlan, en pleno centro de la actual Ciudad de México, ha resaltado la importancia de su profesión, dado que permite «entrar en el pasado» y conocer toda una «experiencia humana que viene de milenios atrás y que ha dado lugar al mundo actual».

Con 81 años y más de 60 dedicados a su profesión, ha explicado que la arqueología es una disciplina que muestra cómo surgieron una serie de civilizaciones que aportan «mucho al devenir humano», pero que, en un momento, dado «vinieron a menos».

«Nos lleva a nosotros mismos, y de ahí el valor de ella», ha indicado el erudito que ha desarrollado su trabajo de campo en sitios arqueológicos como Comalcalco, Tepeapulco, Bonampak, Teotihuacán, Cholula, Tula y Tlatelolco, entre otros.

Templo Mayor, una variedad enorme de material

Matos Moctezuma ha mostrado al mundo algunos de los mayores tesoros del México prehispánico, entre ellos el Templo Mayor, que ha ofrecido una «variedad enorme» de materiales arqueológicos.

Hace unos días se ha publicado el libro «Los animales del Templo Mayor», en el que reúne «la gran cantidad» de restos de fauna allí encontrada -desde cocodrilos a codornices-, procedentes de ambas costas del país y que han proporcionado una «rica información» sobre el recinto sagrado.

«Cada animal tenía su importancia en el mundo prehispánico», ha destacado el investigador en este sentido.

El arqueólogo y antropólogo mexicano Eduardo Matos Moctezuma en Oviedo. EFE/ J.L.Cereijido.

El arqueólogo ha repasado parte de su trayectoria profesional, en la que la muerte en Mesoamérica ha adquirido gran relevancia, lo que le ha llevado a publicar varias obras especializadas sobre este asunto.

Según ha comentado, existía un concepto «muy interesante» sobre la «dualidad de la vida y la muerte», vinculada con «controlar» la agricultura, en la que una parte de la temporada llegaba la sequía y «todo moría y los árboles perdían su verdor», y, posteriormente, recalaba otra época en la que había «vida y agua».

«Eran elementos cíclicos», ha relatado tras sostener que esa dualidad bien entendida es «una llave para poder entrar, en cierta manera, en el pensamiento antiguo».

Moctezuma toma el relevo como Premio Princesa de Asturias de Ciencias Sociales del economista indio Amartya Sen, que el año pasado fue distinguido por sus trabajos sobre la teoría de la elección social, el desarrollo humano y el bienestar económico. EFE

Edición web: Gorka Vega.