Michnik cree que el Gobierno polaco tiene como modelo al «psicópata» Putin

Oviedo (EFE).- El periodista polaco Adam Michnik ha advertido este martes de que el Gobierno de su país, pese a mantener formalmente su apoyo a Ucrania ante la invasión rusa, tiene «como modelo de Estado» el del «psicópata» Vladimir Putin y, aunque se oponga a la guerra, está «putinizando» Polonia.

Michnik (Varsovia, 1946) ha hecho estas afirmaciones en la rueda de prensa que ha ofrecido tres días antes de recibir en Oviedo el Premio Princesa de Asturias de Comunicación y Humanidades 2022 por una trayectoria que lo ha convertido «en un símbolo de la libertad de expresión y del humanismo, así como un ejemplo ético de resistencia frente a las amenazas autoritarias».

Para el fundador y director del periódico más importante en Polonia, «Gazeta Wyborcza», pese a la voluntad del Gobierno polaco de liquidar la justicia y a los medios independientes -«es una paradoja, son putinistas antiputin»- la deriva política de su país es «muy peligrosa» pese a que, en el caso de la invasión de Ucrania, «se hable con una sola voz» para rechazar la agresión.

«Es un conflicto en el que se juega el futuro de Europa, Putin está actuando con la lógica que utilizó Hitler en su día», ha subrayado tras incidir en que la retórica del presidente ruso «es una copia del ‘Anschluss’ de Hitler en 1938», la exigencia del Gobierno nazi de anexionar Austria y otros territorios, y en que es necesario afirmarlo de esa manera «aunque sea brutal».

Entonces, ha recordado, la política de apaciguamiento de las democracias occidentales llevó a la Segunda Guerra Mundial dado que rechazaron «decir claramente no a Hitler», algo que, a su juicio, sí está sucediendo en el caso del conflicto de Ucrania y que, de no ser así, Putin podría seguir «saqueando y violando, y mientras pueda hacerlo el mundo no será un lugar seguro».

El periodista polaco Adam Michnik en Oviedo. EFE/J.L.Cereijido.

«Emocionado» con su visita a Asturias para recibir un «magnífico» galardón, Michnik ha señalado que, pese a ser un país tan polarizado como Estados Unidos, sí existe un consenso generalizado a la hora de juzgar la agresión de «la Rusia imperial de Putin» contra un país soberano como Ucrania, con la que se han infringido todas las normas y en la que se ha declarado la guerra «a la verdad y a la libertad».

Putin, «un psicópata irracional»

Michnik ha recordado que, cuando conoció a Putin, con quien pudo hablar en dos o tres ocasiones, pensó que se trataba de un continuador de la política de Boris Yeltsin, pero más tarde constató, con sus actuaciones, en Chechenia, Georgia y Ucrania, y su «guerra» contra la sociedad civil «con la que empezó a destruir Rusia» que se trataba «de un psicópata irracional» del que se puede esperar «todo lo peor».

Además, ha subrayado que el mandatario ruso estuvo detrás de las injerencias en las elecciones de Estados Unidos, contribuyó al Brexit y ha dado su apoyo a todas las fuerzas políticas que quieren destruir la UE «independientemente de si son de extrema izquierda o de extrema derecha» y que resulta impredecible saber «si mañana se le ocurrirá ocupar Letonia, Lituania, Moldavia o incluso Polonia».

De esa forma, ha advertido, Rusia se ha situado en el camino del totalitarismo a partir de un uso del poder absolutamente totalitario que ha dejado a su opinión pública «amordazada» al impedir un periodismo libre e independiente, una actividad «que siempre está en peligro» y que, ha recordado, tampoco existe en países como China y prácticamente ha desparecido en otros como Hungría.

Con seis años de cárcel a su espalda por su oposición al régimen comunista que gobernó Polonia hasta 1986, Michnik constituye «un ejemplo ético de resistencia frente a las amenazas autoritarias», a juicio del jurado que le concedió el galardón que en 2003 obtuvo su compatriota Ryszard Kapuscinski. EFE

Edición web: Gorka Vega.