Pagés y Linares animan a los jóvenes a que el flamenco forme parte de su vida

Oviedo (EFE).- La bailaora y coreógrafa María Pagés y la cantaora Carmen Linares, galardonadas con el Premio Princesa de Asturias de las Artes 2022, han llamado este martes a los jóvenes a no tener «miedo» a acercarse al flamenco, un arte que debe estar presente en sus vidas porque enseña «cosas maravillosas».

Las galardonadas, reconocidas por promover el cante y el baile desde el respeto por la tradición, siempre con una «permanente voluntad de exploración», han mantenido un encuentro con 250 alumnos de 23 centros educativos del Principado en el colegio público La Ería, en Oviedo.

Pagés y Linares han sido recibidas con un caluroso aplauso por parte de los jóvenes, algunos de los cuales les han dedicado un fandango a las puertas del equipamiento, donde se han instalado un banco con el nombre de las premiadas.

La bailaora y coreógrafa María Pagés (i) y la cantaora Carmen Linares (d), en el colegio público La Ería, en Oviedo. EFE/ J. L. Cereijido

Tras revisar algunos de los trabajos realizados por los alumnos dentro del programa cultural «Toma la palabra», que han calificado de «ejemplares», las dos grandes damas del flamenco han mantenido un distendido encuentro sobre su dilatada trayectoria artística.

Emocionadas por el cariño recibido, ambas han afirmado ante el público que se necesita «más arte», por ser la «alegría del alma» y porque educa emocionalmente.

Un recompensa en las artes

«Acercaos a las artes, porque siempre vais a tener una recompensa. No tengáis miedo a bailar, es saludable y muy bonito», ha señalado Pagés (Sevilla, 1963), quien lleva más de treinta años recorriendo los escenarios con su compañía.

La bailaora, Premio Nacional de Danza en 2002 y Medalla de Oro al Mérito de Bellas Artes en 2014, ha pedido a los jóvenes que se esfuercen y mantengan una «disciplina», imprescindible para alcanzar las metas que se propongan.

«Hay que seguir trabajando y aprendiendo. Es un privilegio hacer lo que te gusta», ha asegurado ante la complicidad de Linares (Jaén, 1951), la primera cantante flamenca en actuar en el Licoln Center de Nueva York.

La cantaora, que este año ha celebrado su cuarenta aniversario en los escenarios, ha afirmado que su carrera ha sido «muy satisfactoria», gracias al duro trabajo dedicado desde que era pequeña.

«Cuando algo te gusta, hay que trabajarlo. Hay que tener condiciones, pero hay que dedicar tiempo para llegar a dominarlo», ha aconsejado a los alumnos tras reconocer que «equivocarse también forma parte del proceso».

Las dos artistas han comentado que el poeta granadina Federico García Lorca ha sido su principal fuente de inspiración, al igual que el de «todos los flamencos», según Pagés, cuya obra siempre está presente en cada espectáculo. EFE

Edición web: Gorka Vega.