Salud: Solo el interés político puede negar la mejora en las listas de espera

Oviedo (EFE).- El consejero de Salud, Pablo Fernández, ha subrayado este lunes que «solo un punto de vista político» puede negar la efectividad del plan de choque de su departamento contra las listas de espera en la sanidad asturiana», ya que, según ha remarcado, se está logrando «una mejora» en la situación.

En respuesta a una pregunta formulada en la Junta General por el diputado de Podemos Asturies Daniel Marí Ripa sobre cómo va a reducir las esperas en traumatología y oftalmología y las especialidades que tienen mayores niveles de esperas, Fernández ha asegurado que los indicadores señalan que «se está yendo en el buen camino» para la reducción en las listas de espera, «un problema que se produce en todos los lugares de España y del mundo, sobre todo por la incidencia de la pandemia en los sistemas sanitarios».

«El plan de choque funciona y cuando la incidencia de la pandemia lo permite se avanza en la mejora de las listas de especialidades. Hemos aumentado mucho la actividad de consultas y, por lo tanto, las entradas en las listas de espera quirúrgicas», ha recalcado.

Unos datos que «no son casuales»

Como ejemplo, ha apuntado una mejora en la actividad quirúrgica que en un año ha pasado de 105 a 101 días de espera, mientras que actualmente hay 1.156 pacientes menos con esperas mayores de 90 días que hace un mes.

En relación a las especialidades de traumatología y oftalmología, hay un 11,5 por ciento de pacientes menos en la lista espera de más de 180 días por una operación de catararas, según ha señalado el consejero, que ha destacado «la gran mejora experimentada por el Hospital de Cabueñes», con 120 pacientes menos de más de 180 días por una operación de traumatología.

«Estos datos no son casuales. Se deben al esfuerzo y compromiso de los profesionales», ha dicho Fernández, mientras que el diputado de Podemos ha criticado al consejero «por negar la magnitud del problema al que se ha llegado por la mala organización de la sanidad asturiana».

Ripa ha argumentado que los problemas en las listas de espera ya se venían produciendo de antes de la pandemia y ha afirmado que «no es entendible que se tarde tanto» en dar consultas o citas quirúrgicas.

En este sentido, el diputado de la formación morada ha indicado que, con las reprogramaciones que se realizan en el Sespa, un usuario puede tardar más de un año en ser atendido cuando, en algunos casos, «no se sabe la magnitud» de su enfermedad.

Por último, el parlamentario de Podemos Asturies ha señalado que «hay conflictos de intereses en oftalmología entre lo privado y lo público». EFE