UGT y CCOO llaman a la movilización para exigir a la patronal una subida salarial

Oviedo, 4 oct (EFE).- Los sindicatos UGT y CCOO han llamado este martes a la participación masiva en las movilizaciones programadas en las próximas semanas para tratar de revertir el «colapso económico» que existe ante la subida de la inflación y la pérdida de poder adquisitivo de los trabajadores.

Así lo han señalado los secretarios generales de UGT y CCOO en Asturias, Javier Fernández Lanero y José Manuel Zapico, en una rueda de prensa en la que han presentado el calendario de acciones que arrancarán en el conjunto del país para reclamar alzas salariales.

Al igual que en el resto de España, las protestas se iniciarán este viernes, a las 11:30 horas, con una concentración que, en el caso del Principado, tendrá lugar ante la sede de la Federación Asturiana de Empresarios (FADE), en Oviedo, a la que seguirán asambleas informativas en centros de trabajo.

Gran manifestación en Madrid el 3 de noviembre

Tras estas acciones, se convocará una gran manifestación el 3 de noviembre en Madrid, a la que esperan asistan «miles de personas» procedentes de todo el país, según los responsables de los sindicatos.

El líder de UGT en Asturias ha explicado que la principal reivindicación es que la CEOE se abra al diálogo en el Acuerdo para el Empleo y la Negociación Colectiva, que está «paralizado» y de cuya posición inicial «no se ha movido un ápice».

Frente a la postura de la patronal, ha destacado que las centrales sindicales han pedido alzas salariales y la aplicación de cláusulas de revisión.

«Ese poder adquisitivo no lo podemos perder», ha dicho Fernández Lanero, quien ha asegurado que los márgenes de beneficio de las empresas no se han reducido debido a que están repercutiendo la subida de los costes en el precio final de los productos.

Según sus palabras, no apostar por las subidas salariales repercutiría «muy negativamente» en el PIB, al desincentivarse el consumo, lo que pondría «en jaque la viabilidad de muchas empresas».

Unido a ello, ha apostado por subidas del Salario Mínimo Interprofesional y del Indicador Público de Renta de Efectos Múltiples (IPREM) que está «desactualizado y dejando sin cobertura a muchas familias».

El secretario general de UGT, Javier Fernández Lanero (i), y el de CCOO, José Manuel Zapico (d). EFE/J.L.Cereijido.

Por su parte, el dirigente de CCOO ha recalcado la necesidad de «revertir el bloqueo» que la CEOE ha impuesto a la negociación colectiva del país, para lo que ha destacado la importancia de organizar protestas «contundentes».

«La movilización está servida. Vamos a cumplir hasta que la patronal se siente a negociar y acuerde salarios decentes y dignos. Está en riesgo el contrato social del que nos hemos dotado», ha apuntado antes de señalar que en Asturias hay 160.000 personas en riesgo de exclusión social.

Que paguen más quienes más tienen

En materia de impuestos, Fernández Lanero ha vuelto a defender que se garanticen los importes económicos vía impuestos y que se pueda hacer de manera que paguen más quienes «más ganan» para que se pueda «aliviar un poco de carga a quienes menos tienen».

«Bajar impuestos no es la vía adecuada», ha abundado al respeto el dirigente de UGT.

Por parte de CCOO, Zapico ha afirmado que pagar impuestos es el precio de «tener civilización y unos servicios públicos de calidad».

En este sentido, ha considerado «positivo» que el Gobierno asturiano se plantee que «no es el momento» de abordar el debate fiscal, pero debe abrirse tras el próximo ciclo electoral «de manera seria».

Así, ha dicho que «no es de recibo» que el Ejecutivo regional renuncie a ingresar más de 1.000 millones por las bonificaciones y deducciones fiscales aprobadas, «casi el 20 por ciento del presupuesto».

«Hay que darle una pensada para que sean, de hacerse, más eficaces», ha subrayado al tiempo que ha recordado que en Asturias se recauda más por impuestos indirectos que por directos. EFE

Edición web: Gorka Vega