Mínguez anuncia una inversión histórica de 520 millones y casi mil nuevas plazas de personal sanitario

València, 7 nov (EFE).- El conseller de Sanidad, Miguel Mínguez, ha destacado que el presupuesto de su departamento para 2023 contempla un esfuerzo inversor «histórico» de 520 millones, así como la creación de cerca de mil nuevas plazas de personal sanitario y planes de Atención Primaria y Salud Mental.

Así lo ha afirmado durante su comparecencia en Les Corts para explicar las cuentas de la Conselleria para el próximo año, que ascienden a 8.258 millones, lo que supone un incremento del 5,36 % y casi 420 millones más respecto el año anterior.

433 MILLONES PARA INFRAESTRUCTURAS

Mínguez ha señalado que para el próximo año hay previstos 443 millones para la construcción, reforma y dotación de centros sanitarios, de los que 105 millones se van a destinar a atención primaria (un 18,7 % más); 307,38 millones a atención especializada (un 22,8 % más), y 30,8 millones a Salud Mental y Media y Larga Estancia (un 8,07 % más).

Por provincias, en Alicante se destinan más de 173 millones para los programas de asistencia sanitaria y de salud mental y larga estancia (el 39,1 % del total del presupuesto); en Castellón se invertirán 61 millones en la mejora de las infraestructuras (el 13,8 %), y en Valencia se destinarán 208 millones (el 47,1 %).

CERCA DE 1.000 NUEVAS PLAZAS

Durante su intervención, el conseller ha anunciado la creación de 995 plazas nuevas de personal sanitario en 2023, que se sumarán a las 6.000 plazas estructurales que se han previsto este año, de las que ya se han creado 5.166 y se están cerrando los trámites de la segunda fase para cubrir 842 plazas.

Ha afirmado que este incremento de personal va a permitir reforzar los nuevos servicios asistenciales que se van a poner en marcha, como la futura unidad de referencia de atención a lesionados medulares que se va a abrir en el hospital La Pedrera en Denia o el desarrollo del Plan de Salud Mental y la puesta en marcha de los hospitales de día infantojuveniles.

MEJORA DE SALUD MENTAL Y ATENCIÓN PRIMARIA

El titular de Sanidad ha destacado que una de las áreas que se va a reforzar el año que viene será la Salud Mental, con un plan para el que se destinarán 40 millones, que van a permitir la puesta en marcha de hospitales de día infantojuveniles y más equipos de intervención comunitaria.

Asimismo, ha resaltado la importancia de la Atención Primaria, en la que se invertirán 112 millones en un plan que permitirá mejorar los recursos y las infraestructuras, y alcanzar una mayor capacidad resolutiva de los centros de salud gracias a las nuevas tecnologías y disminuyendo los trámites burocráticos.

LISTAS DE ESPERA Y ATENCIÓN A LA MUJER

Otro de los aspectos que centrará la atención de la Conselleria de Sanidad en 2023 será la reducción de la lista de espera quirúrgica, para lo cual se incrementarán tanto el presupuesto para derivaciones de intervenciones al sector privado (de 15 a 22 millones), como el plan de autoconcierto (de 16 a 25 millones).

Miguel Mínguez ha señalado que las cuentas del año que viene prestan especial atención a la mujer, con nuevas medidas orientadas a la prevención y la mejora de la asistencia sanitaria en todas las etapas de la vida, en las que se van a invertir 12,54 millones.

Por otra parte, ha avanzado que en prestación farmacéutica se destinarán 44,2 millones de euros para la eliminación de los copagos en la población vulnerable.

CRÍTICAS DE LA OPOSICIÓN

Los grupos de la oposición han denunciado que el presupuesto nace infradotado y han dudado de que se vayan a acometer las inversiones previstas, al tiempo que han criticado que se apueste por la colaboración público privada, cuando desde el Consell es continuamente «demonizada».

El popular José Juan Zaplana ha considerado que estas cuentas son «un maquillaje de la nefasta gestión» en Sanidad, mientras que Fernando Llopis (Ciudadanos) ha denunciado que el Gobierno hace «menos con más» dinero, y Vox han dudado de que los continuos incrementos de presupuesto hayan mejorado la Sanidad.

El conseller, por su parte, ha dicho creer «firmemente» en estas cuentas, pues están convencido de que van a suponer una mejora no solo para el personal sociosanitario de la Comuintat Valenciana, sino «fundamentalmente para la ciudadanía».